Los problemas de intolerancia a la lactosa en adultos, detrás de la mitad de los trastornos digestivos

Compartir

Presente en el desayuno, en el café, en los postres, en muchos ultraprocesados e incluso en los panes y los vinos, la lactosa es hoy un aditivo muy presente del que, en cambio, no conviene nada abusar. Le explicamos por qué.

La lactosa, el principal azúcar de la leche, esuna sustancia omnipresente en nuestra dieta, si bien lo cierto es que buena parte de la población debería evitar abusar de ella.

De hecho, ciertos cálculos estiman que hasta la mitad de la ciudadanía en los países de nuestro entorno podría sufrir problemas digestivos directamente derivados de su consumo.

Sin embargo, la leche de vaca ha sido durante décadas un alimento defendido a capa y espada por nuestras madres; aunque, por supuesto, no hay que culparlas a ellas de eso.

Las campañas promocionales dirigidas por una industria interesada (como la que puede ver en la imagen) grabaron a fuego en sus cabezas eso de que para ser “fuerte, estudioso y vigoroso” era necesaria cierta cantidad de leche al día, especialmente entre los más pequeños. (1)

intolerancia lactosa

Y el problema no es que a los niños se les dé leche de vaca. El problema es haber extendido este mensaje a las poblaciones adolescentes y adultas, que siguen tomando la misma cantidad de leche a lo largo de toda la vida.

Y sobre todo, como digo, que la lactosa y sus múltiples derivados se hayan convertido en un agente de carga presente en muchos de los alimentos procesados que podemos encontrar en tiendas y supermercados.

¿Le cuesta creerlo? Mire esta lista:

  • E106 / Lactoflavina.
  • E 270 / Ácido láctico.
  • E 325 / Lactato sódico.
  • E 326 / Lactato potásico.
  • E 327 / Lactato cálcico.
  • E 328 / Lactato de amonio.
  • E 329 / Lactato de magnesio.
  • E 472 b / Ésteres lácticos de los mono y diglicéridos de los ácidos grasos.
  • E 481 / Estearoil-2-lactilato sódico.
  • E 482 / Estearoil-2-lactilato cálcico.
  • E 575 / Glucono delta lactona.
  • E 585 / Lactato ferroso.
  • E 966 / Lactitol.

¡Todos ellos son muchas veces aditivos derivados de la lactosa, o derivados de derivados de ella! Ahora busque estos códigos en muchos de los productos que tenga en su despensa.

Seguramente se lleve alguna que otra sorpresa.

Ojo: por supuesto estas son sustancias legales y añadidas en cantidades acordes a lasestablecidas como segurassegún la normativa vigente (de hecho, la etiqueta debe reflejar obligatoriamente si derivan de los lácteos). (2)

No obstante, eso no significa que un sistema digestivo previamente dañado no sea vea afectado por ellas…

Intolerancia a la lactosa en adultos: este es el quid de la cuestión

Por más que se lo digan y se lo repitan, no, el cuerpo adulto NO DIGIERE completamente la lactosa. Y esto se debe, en esencia, a la falta de la lactasa, una enzima que dejamos de generar a medida que crecemos.

Es por ello que, al abusar de ella,proliferanpor doquier los casos de alergias, las intolerancias, los trastornos digestivos, la diabetes, el colesterol alto

¡La lista es larga! Y tampocofaltan estudios que demuestren sus efectos nocivos sobre la salud, especialmente cuando se consume en las cantidades de hoy día. (3)

Así que, ¿qué es lo que puede hacerusted para protegerse, sobre todo si ya sufre algún trastorno que podría estar vinculado con ello?

Limitar su consumo de lactosa, sin duda (ojo: tampoco conviene eliminarla por completo, pues entonces su organismo dejará de producir lactasa y le resultará mucho peor enfrentarse a ella).

Lo mejor esque priorice el consumo de productos frescos, no procesados, asegurándose de ese modo que no ingiere aditivos provenientes de este azúcar.

Y asimismo que reduzca la toma de lácteos a algo casi ocasional u opte por los productos lácteos sin lactosa. Debe saber que, pese a sunombre, estos siempre contienen una mínima cantidad de ella (resulta imposible eliminarla al 100%), por lo que usted mantendrá su capacidad natural para producir lactasa.

Fuentes

1. Ismael Díaz Yubero Leche y productos lácteos. Alimentos con historia. Distribución y Consumo 58. Enero – Marzo. 2013.
2. Según el Real Decreto 1334/1999, de 31 de julio, la Norma General de Etiquetado, Presentación y Publicidad de los productos alimenticios recoge que debe indicarse en la etiqueta del producto alimenticio si se han utilizado como ingredientes del mismo la leche y sus derivados.
3. Rachel Mulot. Les produits laitiers, «nos amis pour la vie» ? Sciences et avenir. 2015.


Comentarios 0 comentarios