Se aproxima una nueva cita electoral en plena pandemia, esta vez en Madrid.

Muchos de los que se están planteando votar presencialmente tienen miedo de contagiarse, lo cual es más que comprensible.

Y precisamente por eso quiero volver a enviarles la estrategia de prevención que ya compartí antes de las elecciones catalanas celebradas el pasado mes de febrero.

Las 7 medidas que va a ver a continuación le permitirán extremar las precauciones si acude a votar el 4-M. Y por su parte el “cóctel inmunitario” que le recomiendo tomar antes de acudir (le doy la receta más abajo) disparará sus defensas.

Vamos a ello.

7 claves para votar con seguridad

    1. Planifique todo lo necesario. Lo ideal será que lleve su voto ya preparado de casa, así como la documentación y todo lo que pueda necesitar. Piense que cuantas menos superficies tenga que tocar y cuanto menos tiempo pase en el interior del colegio electoral, mejor que mejor.

    Si va a hacer uso de una cabina de votación, desinfecte todas las superficies con gel hidroalcohólico y toallitas higienizantes antes de tocar o apoyarse en nada y pase el menor tiempo posible en su interior.

    2. Controle los horarios. Las autoridades han vuelto a disponer horarios específicos para cada grupo de votantes. Por ello, si su perfil es de riesgo debería acudir entre las 10:00h y las 12:00 del mediodía.

    En cualquier caso, mi consejo es que trate de mantenerse informado acerca de la afluencia de personas en su colegio electoral bien preguntando a los vecinos que ya hayan acudido a votar bien buscando esa información en las redes sociales o en las noticias. Incluso puede tratar de contactar con la Policía Local para preguntar.

    Además, aunque estas franjas horarias son recomendables y no obligatorias, tenga en cuenta que de 19:00h a 20:00 están llamadas a votar las personas con Covid-19 ó síntomas sospechosos. Evite acudir a esa hora por todos los medios.

    3. Hágase con un extra de protección. Aunque ninguna mascarilla exime de seguir otras medidas de precaución como la distancia interpersonal y el lavado de manos, lo mejor será que en esta ocasión apueste por un plus de protección. ¿Cómo? Con una FPP2 ó incluso una FPP3. Y si la mascarilla no se ajusta bien a su rostro, no dude en usar dos (por ejemplo, con una quirúrgica por debajo) o sumarle la protección de una pantalla.

    Además, lo mejor será que lleve una mascarilla extra por si la suya se rompe o se moja, así como su propio gel hidroalcohólico (con más del 60% de etanol ó 70% de alcohol isopropílico) y toallitas higienizantes por si tuviese que desinfectar alguna superficie.

    En el caso de los guantes, si decide llevarlos lo mejor será que solo se los ponga en el momento de introducir el voto en la urna y de mostrar la identificación -es decir, ya en el interior del colegio- y que luego los retire sin tocar la superficie externa.

    4. Anticípese a las necesidades. Debe contar con que lo más probable es que los baños no estén disponibles para uso público y que podría pasar algo más de tiempo de lo habitual esperando su turno para votar. Además, en la medida de lo posible conviene aguardar el turno en el exterior.

    Esto implica que deberá armarse de paciencia, pero también que no conviene tener reparos a la hora de llevar una banqueta plegable si va a necesitar sentarse, por ejemplo. De igual modo, lleve una botella de agua para la espera.

    5. Vote solo. Si puede, acuda usted solo al lugar de votación, ya que en compañía es más fácil bajar la guardia. Por ejemplo, acudir con hijos o nietos es una muy mala idea si se puede evitar, ya que por lo general corretean y tocan múltiples superficies.

    6. Evite el transporte urbano. No use el bus o el metro para desplazarse, ya que es posible que los trayectos hacia los colegios electorales estén más concurridos de lo habitual ese día (a lo que se sumará el ajetreo habitual, dado que será día laborable).

    Si no puede ir caminando y tampoco puede conducir, lo mejor será que pida un taxi o a algún familiar o persona cercana y de confianza que le acerque.

    7. No se corte. Si la ventilación del interior o cualquier otra medida no se corresponde con lo necesario, no dude en ponerlo de manifiesto a quien corresponda dentro del colegio electoral.

    No se trata de provocar crispación, sino de generar un entorno en el que todos se sientan cómodos y seguros. Y si alguien se altera o incluso se enzarza en una discusión cerca de usted, aléjese del lugar (no olvide que al gritar se esparcen más gotículas y aerosoles).

Una vez de vuelta en casa, deberá lavarse las manos con agua y jabón durante 30 segundos y cambiarse por completo de ropa, aunque será incluso mejor si se ducha.

Además, deberá tirar la mascarilla o, si ha optado por una reutilizable, lavarla.

Y no me olvido de la receta que le prometí. Se trata de un “cóctel inmunitario” capaz de reforzar sus defensas al máximo.

Como ya le conté en una ocasión, se trata de una bebida que tomamos en casa cuando las fuerzas flojean, para evitar terminar en la cama.

Sin duda le convendrá tomarla esa misma mañana, antes de acudir a votar, pero también puede comenzar hasta un par de días antes.

Aquí tiene todas las indicaciones para prepararla.

Imprima o copie esta lista

Un último consejo antes de despedirme: haría bien en copiar o imprimir esta lista para comprobar que no olvida ninguno de estos puntos antes de salir de casa para acudir a votar.

Cuanto mejor preparado vaya, menores serán los riesgos a los que se exponga.

Y por supuesto, si cree que este texto puede ser de interés para alguien de su entorno, le invito a que le reenvíe directamente este e-mail.

¡A su salud y… feliz votación!