Solo el 15% de los afectados por dermatitis se siente satisfecho con el tratamiento que está siguiendo para hacer frente a esta enfermedad. Esta es una de las conclusiones del estudio más grande realizado hasta la fecha en Europa sobre la calidad de vida de las personas afectadas por dermatitis en su forma más grave (1 de cada 5 casos)(1).

El estudio, que ha partido de las encuestas realizadas a 1.189 personas con dermatitis de nueve países europeos, demuestra que más del 50% de los afectados trata de esconder su patología o que el 58% directamente siente vergüenza de su piel. También señala que el 25% de los afectados tiene la sensación de que no puede hacer frente a esta enfermedad, mientras que el 23% es incapaz de percibir su vida con optimismo (el 45% señaló que había influido en sus relaciones personales y el 38% se sentía en inferioridad de condiciones en el trabajo por culpa de esta patología).

Estas cifras no dejan de confirmar una realidad entre los enfermos de dermatitis, que es que la gran mayoría sufre estrés e incluso depresión.

Otro dato preocupante es que el 45% de los encuestados, a pesar de estar siguiendo un tratamiento a diario, sigue presentando síntomas graves de la enfermedad: piel seca, cuarteada o áspera, picores y descamación.

 

Fuentes:

  1. “Atopic eczema. Itching for Life: Quality of Life and costs for people with severe atopic eczema in Europe”. 27º Congreso de la Academia Europea de Dermatología y Venerología.