A medida que envejecemos cada vez cuesta más reconocer emociones (miedo, ira, tristeza…) a través de la expresión facial, pero en el caso de las personas con alzhéimer esa capacidad se ve aún más mermada.

Por ello, varios equipos de investigadores de universidades españolas acaban de publicar en el Journal of Alzheimer’s Disease los resultados de un tratamiento que permite que las personas aquejadas de alzhéimer puedan recuperar su capacidad de percibir las emociones en las otras personas.

El estudio se realizó en base a 36 personas divididas en tres grupos: el primero recibió el tratamiento convencional, otro grupo de control recibió sesiones de estimulación cognitiva, y al tercero se le aplicó el tratamiento experimental. Tras 20 sesiones de 90 minutos basadas en un programa con interfaz de pantalla táctil, fotos y actividades, se constató que los integrantes del grupo experimental mejoraron su capacidad para reconocer emociones, así como su velocidad a la hora de procesarlas. Y la mejora se mantuvo más de un mes después de finalizar el tratamiento.

El éxito de este método abre la vía para futuras investigaciones sobre la rehabilitación de las percepciones sensoriales, clave para las relaciones interpersonales, lo que supondrá una gran mejora en la calidad de vida de los enfermos de alzhéimer.

 

Fuente: The Efficacy of Emotion Recognition Rehabilitation for People with Alzheimer’s Disease. García-Casal JA, Goñi-Imizcoz M, Perea-Bartolomé MV, Soto-Pérez F, Smith SJ, Calvo-Simal S, Franco-Martín M. Journal of Alzheimer’s Disease, 2017.