Mucha gente tiene la peligrosa costumbre de tomar una buena dosis de paracetamol después de una noche en la que se ha consumido mucho alcohol, para limitar los efectos de la resaca al día siguiente.

Esto es un grave error. Téngalo en cuenta si consume demasiado alcohol durante la celebración de Nochevieja o en cualquiera de estas noches tan proclives a los excesos. Este cóctel podría matarle.

El paracetamol se metaboliza en el hígado por el citocromo CYP2E1, que es la metaloproteina que procesa el alcohol dentro de la célula para liberar energía. Esto inactiva la molécula de paracetamol utilizando un poderoso antioxidante producido por nuestro cuerpo: el glutatión.

Desgraciadamente, cuando las reservas de glutatión se agotan, el paracetamol produce lesiones en las membranas celulares que acaban por destruirlas (necrosis).

Si esto ocurre de manera excesiva y abrupta puede producirse una insuficiencia hepática aguda que, a su vez, podría llegar a provocar la muerte, y donde tal vez la única alternativa posible sería el transplante hepático. Este riesgo se potencia ante enfermedades hepáticas como la cirrosis, la hepatitis C o en los portadores del virus del sida (HIV) que inducen una debilitación crónica de la función hepática.

El paracetamol se vende en España en su forma genérica con el mismo nombre pero, además, se incluye en numerosas otras formulaciones, por lo que debe revisar cuidadosamente la composición de todos los medicamentos que comúnmente se emplean contra la fiebre, gripe, resfriados, como analgésico, etc.

Los efectos se ven en las urgencias de un hospital

Recientemente, los médicos han demostrado que, de 41 casos de hepatitis agudas graves causadas por una sobredosis de paracetamol (más de 6 gramos al día), el 92 % eran grandes bebedores. (1)

Un estudio realizado en Gran Bretaña en un servicio de trasplantes de hígado mostró que el 66 % de los pacientes habían sido admitidos después de una sobredosis de paracetamol. Las víctimas se encontraban en el rango de edad considerada como media alta, es decir, entre 50 y 65 años, y consumían más alcohol que el resto de la muestra.

En Estados Unidos, las sobredosis de paracetamol envían cada año entre 55.000 y 80.000 personas a Urgencias y matan a 500, según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (Center for Disease Control and Prevention). (2)

Desde octubre de 2013, las autoridades sanitarias de Estados Unidos obligan a colocar una etiqueta de color rojo en los envases de Tylenol (marca líder de paracetamol en EEUU) indicando que los riesgos de una sobredosificación pueden tener consecuencias mortales. (Y dicho sea de paso, las autoridades han decidido que la venta de Tylenol siga siendo libre… ¿qué hubiera ocurrido si el producto con tales riesgos hubiera sido un producto natural?).

Venta libre de paracetamol

En Francia, el paracetamol se vende como si se tratara de caramelos para los niños. Es el medicamento más vendido -el solo representa la mitad de las ventas en número de cajas- y al que más recurre la gente cuando se automedica.

Y como si eso no fuera suficiente, la Autoridad de la Competencia (l’Autorité de la concurrente) se ha pronunciado el pasado 19 de diciembre en favor de su venta libre en las grandes superficies.

El problema es que cada caja contiene una dosis letal de paracetamol, y se puede llegar fácilmente a la sobredosis sin que el consumidor sea consciente de ello.

El peligro es aún mayor sabiendo que, en internet, muchos sitios web de salud recomiendan el paracetamol en dosis altas. Por ejemplo, en el sitio Euréka Santé, donde cientos de miles de personas acuden a buscar consejo médico, se puede leer:

Para los adultos, la dosis recomendada sin prescripción médica es de 1 gramo por toma, tres veces al día, es decir, una dosis máxima de 3 gramos por día. En dosis más altas, el paracetamol puede ser tóxico para el hígado y causar hepatitis aguda”.

Los accidentes pueden ocurrir a partir de 4 gramos de paracetamol al día. Basta con que una persona tome en un día un comprimido de más respecto a lo que aconseja Euréka Santé, y ya entra en la zona de peligro.

Remedios naturales contra la resaca

De todos modos, no es necesario tomar paracetamol al día siguiente de los excesos.

El primer remedio natural contra la resaca es, obviamente no tomar alcohol en exceso, pero usted no necesita mi consejo para ser consciente de ello. Así que aquí tiene algunos consejos simples y prácticos:

  • Evite las mezclas y prefiera los alcoholes blancos (ginebra, vodka…) a los oscuros (whisky, ron…). Los alcoholes blancos hacen sentirse menos mal, está comprobado. (3)
  • Las sensaciones desagradables que se experimentan después de beber demasiado (sueño agitado, dolor de cabeza, falta de energía…) son causadas por la deshidratación. El consumo de alcohol le coloca artificialmente en un estado de deshidratación, y la mejor manera de evitarlo es beber mucha agua antes, durante y después de la comida. Cuando beba mucho alcohol, evite también los alimentos y las bebidas con un efecto diurético, es decir, que dan ganas de orinar (espárragos, etc.).
  • Recuerde que las fiestas no consisten sólo en comer con el trasero acomodado en una silla. Organice representaciones, juegos entre los platos, levántese para decir unas palabras, para retirar los platos, ¡para bailar!… Todos los movimientos que haga disminuirán los efectos nefastos del exceso de comida y de alcohol.

Al día siguiente

Si a pesar de todo tiene resaca al día siguiente, beba al menos dos litros de agua. Puede ser en forma de infusiones, sopas o caldos.

En concreto, puede hacerse infusiones de limón o de romero. El limón es eficaz para lograr que pasen las náuseas, mientras que el romero es un tónico que estimula el hígado y ayuda a la digestión. También puede probar el jengibre rallado en su infusión, pues el jengibre es uno de los productos más potentes para suprimir las náuseas.

Si le gustan los aceites esenciales, mezcle 1 gota de esencia de limón + 1 gota de aceite esencial de menta + 1 gota de aceite esencial de estragón + 1 gota de aceite esencial de camomila, coloque la mezcla en una cucharadita de miel y tómelo 3 veces al día.

Si tiene dolor de cabeza, no olvide que el aceite esencial de menta piperita y gaulteria olorosa son eficaces: aplíquese una gota de cada uno en las sienes y masajee suavemente. Tenga mucho cuidado de que no le entre en los ojos.

Finalmente vale la pena señalar que beber un vaso de aceite antes de emborracharse, como recomendaban mis compañeros de clase en el instituto, no funciona.

¿Le han resultado útiles estos consejos? Si tiene usted algún otro remedio natural contra la resaca, además de evitar los excesos, le invito a que lo comparta con el resto de lectores de saludnutricionbienestar.com dejando un comentario un poco más abajo.

Fuentes

  1. Wartel F et al : Etude prospective de la mésaventure thérapeutique au paracétamol : la durée de la prise de paracétamol et la consommation chronique d’alcoolsont deux facteurs déterminants. Journées Francophones d’Hépato-gastroentérologie et d’Oncologie Digestive (Paris) : 25-28 mars 2010. Publicado en Eureka Santé.
  2. Associated Press, San Jose Mercury News.
  3. Rohsenow DJ, Howland J, Arnedt JT, Almeida AB, Greece J, Minsky S, Kempler CS, Sales S. Intoxication with bourbon versus vodka: effects on hangover, sleep, and next-day neurocognitive performance in young adults. Alcohol Clin Exp Res. 2010 Mar 1;34(3):509-18. Epub 2009 Dec 17. PubMed PMID: 20028364.