Un estudio confirma que tomar curcumina mientras se sigue un tratamiento con quimioterapia permitiría superar la resistencia que surge a esta terapia en ciertos casos de cáncer de páncreas.

Y es que los pacientes que padecen adenocarcinoma ductal pancreático (PDAC), un tipo de cáncer de páncreas, acaban desarrollando resistencia a los fármacos quimioterapéuticos empleados para el tratamiento de esta enfermedad. Pero ahora se ha descubierto que la curcumina, un compuesto fenólico extraído de la cúrcuma, impediría que se desarrolle esta resistencia y por tanto volvería más efectivo el tratamiento.

Se pudo comprobar su eficacia tras realizar varios experimentos con ratones a los que se les había injertado un tumor. Tras recibir varias dosis de curcumina seguidas de sesiones de quimioterapia, observaron que el tumor dejaba de crecer de manera inmediata.

Fuente: Kazuhiro Yoshida  Shusuke Toden  Preethi Ravindranathan  Haiyong Han Ajay Goel: “Curcumin sensitizes pancreatic cancer cells to gemcitabine by attenuating PRC2 subunit EZH2, and the lncRNA PVT1 expression”. Carcinogeneis. Julio 2017