En el marco de un estudio iraní(1) que duró ocho semanas se dividió a 68 mujeres con hipotiroidismo en cuatro grupos. A uno se le administró un suplemento de zinc y selenio, a otro únicamente zinc, a otro únicamente selenio y al último sólo un placebo.

El resultado fue que la producción de hormonas aumentó de forma significativa en las mujeres que habían recibido zinc combinado con selenio. Y sus niveles de TSH (una hormona estimulante de la tiroides segregada por la glándula hipófisis) también se habían normalizado.

No es la primera vez que un estudio muestra que determinados oligoelementos podrían curar un déficit de hormonas tiroideas. Esta suplementación, no obstante, sólo parece funcionar en las personas con sobrepeso, con frecuencia afectadas por un déficit de zinc.

Fuentes:

Mahmoodianfard S. “Effects of Zinc and Selenium Supplementation on Thyroid Function in Overweight and Obese Hypothyroid Female Patients: A Randomized Double-Blind Controlled Trial”. J Am Coll Nutr 2015 Sep-Oct; 34(5): 391-9.