No puede imaginar lo que una buena cura de desintoxicación puede hacer por su salud.

En otro tiempo nuestros antepasados realizaban curas de este tipo que les hacían un bien enorme. Para ello utilizaban elixires naturales preparados a partir de plantas que la naturaleza ponía a su disposición con cada cambio de estación.

En nuestros días pocas personas respetan esta tradición, lo que es una pena. Y es que cuanto más contaminado está nuestro entorno de polución y de venenos de todo tipo, más necesita su organismo esa gran limpieza interior que reanime todas sus funciones vitales.

Por eso le invito a tomarse su tiempo para leer este texto, ya que va a transmitirle una pequeña parte de la gran sabiduría de nuestros antepasados.

También le va a revelar las increíbles virtudes de tres plantas purificantes veneradas desde tiempos inmemoriales.

Las encontrará en un valioso elixir del que le hablaré en un instante.

Para empezar, una reflexión

Ya que la mayoría de la gente se ducha todos los días, ¿por qué tan poca gente se preocupa de limpiar también el interior de su cuerpo?

Los alimentos de los supermercados contienen azúcares añadidos, ácidos grasos trans, ingredientes procedentes de cultivos transgénicos, colorantes, glutamato, nitratos, aspartamo y antioxidantes sintéticos, entre otros aditivos. Las frutas y legumbres contienen trazas de pesticidas. Y por no hablar de la contaminación por metales pesados en el pescado y de los antibióticos y hormonas en las carnes.

Incluso quienes se preocupan de su alimentación sufren la omnipresente contaminación atmosférica.

Cuando vista una camisa blanca, basta con mirar el interior del cuello de la camisa después de un día en la ciudad. No se lo creerá cuando vea la cantidad de suciedad que acumula.

Pues esa misma suciedad penetra cada día en su organismo en cuanto abre la boca para respirar, beber o comer.

  • El aire de las ciudades contiene plomo, cadmio y monóxido de carbono en concentraciones tóxicas, además de ozono y dióxido de nitrógeno, que atacan sus pulmones, su aparato cardiovascular y su hígado.
  • Los medicamentos, necesarios en ciertas situaciones, dejan residuos tóxicos que es necesario eliminar.
  • Las parrilladas y las carnes churruscadas favorecen la producción de aminas heterocíclicas, que son prooxidantes, proinflamatorias y procancerígenas.
  • El agua contiene fluoruro de sodio y cloro.
  • Nuestro organismo también está sometidos a contaminantes internos. Funciona de forma parecida a una fábrica, produciendo desechos que es necesario eliminar, como el exceso de colesterol, las hormonas esteroideas o los radicales libres.
  • El estrés cotidiano también es una fuente de oxidación del cuerpo que acelera el envejecimiento.

Síntomas como sentirse permanentemente cansado, el dolor de cabeza, el insomnio, los problemas digestivos o incluso dermatológicos (piel apagada, con granos…) son indicadores de un exceso de tóxicos en el organismo.

La descripción es casi apocalíptica, así que está claro lo indispensable que es velar por la limpieza del interior del organismo.

Porque por mucho que uno quiera evitar estar expuesto a todos los tóxicos cotidianos, es imposible escapar de ellos.

Toxinas mortales por todas partes… ¡hasta en el pelo!

Si piensa que bastaría con comer alimentos ecológicos y vivir en el campo para evitar las toxinas del entorno, desengáñese.

La asociación belga Generaciones Futuras localizó sustancias químicas nocivas hasta en la cabeza de los más grandes defensores de la naturaleza, entre otros la de José Bové, político francés y destacado activista antiglobalización y de defensor de la ecología. (1)

Los resultados dan miedo: la cabeza de cada uno de los personajes que se analizó albergaba ¡entre 36 y 68 sustancias tóxicas diferentes!

Los análisis encontraron en su pelo 150 pesticidas, 3 bisfenoles, 13 ftalatos o sus metabolitos y 32 tipos de policlorobifenoles, perturbadores endocrinos que aumentan el riesgo de sufrir ciertas enfermedades que no dejan de crecer desde hace algunos años (como los cánceres hormonodependientes, la obesidad, la diabetes, los problemas de fertilidad…).

Ya nadie está a salvo. Ni siquiera lo estamos dentro de nuestras casas, pues los estudios de hecho demuestran que el aire del interior tiene más tóxicos que el exterior.

Y vivir en el campo no le libra del problema.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de siete millones de personas mueren al año (una de cada ocho del total de muertes en el mundo) como consecuencia de la exposición a la contaminación atmosférica, mientras que la contaminación del aire interior es responsable de dos millones de muertes prematuras.

En los hogares modernos se encuentran de 2 a 10 veces más compuestos orgánicos volátiles (COV) que al aire libre, y de media se pueden identificar en cada casa 900 sustancias químicas. Por ejemplo: (2) (3)

  • Formaldehido cancerígeno en los muebles de madera.
  • Retardantes de llama en el colchón y las cortinas.
  • Gran cantidad de sustancias químicas en los productos de limpieza.

Y ya que es imposible evitar estos tóxicos, ¿hay que resignarse a sufrirlos?

¡Por supuesto que no! Hay demasiado en juego para su salud, y afortunadamente tenemos a nuestro alcance medios sencillos para purificar el interior del organismo.

Cómo limpiar el interior de su organismo

Su hígado y sus riñones filtran los venenos que llegan del exterior y los desechos que contaminan su organismo. Por eso en naturopatía se conocen como “órganos limpiadores”.

Pero la medicina no se preocupa de ellos mientras funcionen normalmente. Antaño era muy diferente, ya que nuestros antepasados conocían la importancia de los drenajes en los cambios de estación.

Sin embargo, redescubrir esta sana costumbre podría evitarle enfermedades graves, ya que la obstrucción que se produce en el interior del cuerpo impide a sus órganos realizar su función.

Si su hígado y sus riñones están desbordados, no podrán trabajar correctamente, y esto provoca problemas de salud como:

  • Contaminación con metales pesados.
  • Problemas de digestión.
  • Sobrepeso.
  • Fatiga y falta de energía.
  • Envejecimiento prematuro.
  • Caída del pelo.
  • Y muchos otros, incluso más graves.

Por ejemplo, en la profundidad de sus células, los contaminantes provocan mutaciones genéticas que aumentan el riesgo de cáncer.

Por eso la limpieza del interior del organismo es una práctica de salud que se seguía desde tiempos antiguos.

Como no va a dejar de respirar, beber o comer (aunque sean fuentes de contaminación del organismo), parece más razonable limpiar regularmente el interior de su cuerpo.

Una buena cura de desintoxicación se orienta principalmente a revitalizar su hígado y sus riñones.

Para ello, puede empezar por beber mucha agua pura y practicar de vez en cuando el ayuno.

También hay plantas que son enormemente eficaces para regenerar su hígado y sus riñones, los dos órganos de desintoxicación más importantes.

Limpiar el hígado

Piense que su hígado está en primera línea frente a los ataques tóxicos.

Por eso debe preservarlo y mantenerlo a toda cosa, ya que es su primera defensa frente a innumerables enemigos: sobreexposición a tóxicos (como el alcohol), virus (hepatitis C y B), anomalías genéticas, desórdenes metabólicos, cáncer…

Estas enfermedades del hígado pueden manifestarse a través de distintos síntomas: fatiga, desórdenes renales, desórdenes sexuales, ictericia, aumento del volumen del abdomen, edema, etc.

Su hígado realiza un colosal trabajo de depuración de su organismo:

  • Trata y elimina sustancias tóxicas a las que se expone al comer, beber y respirar (alcohol, contaminantes, productos de síntesis, metales pesados, medicamentos, etc.).
  • Ayudado por la vesícula biliar, juega un papel decisivo en la digestión y absorción de las vitaminas liposolubles A, B12, E y K (solubles en materia grasa), pero también de los oligoelementos como el hierro y el cobre, que puede almacenar en pequeñas cantidades.
  • Contiene enzimas que realizan las miles de reacciones químicas que ocurren en su organismo a nivel celular, y que son indispensables para vivir. Por ejemplo, almacena la glucosa y la libera en la sangre en función de las necesidades. También es él quien convierte las grasas en energía.
  • Interviene en la regulación de los equilibrios hormonales, eliminando las hormonas que ya no son necesarias.

En naturopatía, los terapeutas recomiendan curas regulares de revitalización del hígado, sobre todo si:

  • Toma medicamentos (en particular antiinflamatorios o paracetamol).
  • Ha sufrido hepatitis.
  • Los análisis de sangre revelan un mal funcionamiento de este órgano.

Para ello, puede confiar en el cardo mariano (Silybum marianum) pues es una planta que tiene un papel esencial a la hora de proteger el hígado.

De un paseo por los bordes de los huertos, por los terraplenes, los baldíos y cerca de las zonas agrícolas. Se fijará en una planta de hojas verdes espinosas y con venas de un color blanco lechoso.

Los griegos ya utilizaban el cardo mariano por sus virtudes medicinales contra las enfermedades del hígado. Pero fue en 1968 cuando se descubrió la sustancia activa del cardo mariano que explicaba todas sus propiedades: la silimarina.

  • La silimarina es eficaz contra la hepatitis (inflamación del hígado), la cirrosis (destrucción del hígado a menudo causada por el alcohol), los cálculos biliares (piedras), la ictericia y las intoxicaciones medicamentosas. (4)
  • Protege el hígado contra las agresiones de productos químicos. Las personas que manipulan muchos productos químicos en su profesión (pinturas, tinturas, limpieza en seco, disolventes, medicamentos…) deberían asegurarse de tomarlo regularmente. (5)

Para que se haga una idea de su potencia, es un derivado de la silimarina extraído de los granos del cardo mariano lo que los médicos inyectan ¡a las personas que se han intoxicado comiendo setas venenosas (y habitualmente mortales) como las Amanita phalloides! (6)

Su potente acción sobre el hígado hace del cardo mariano la planta indispensable en una cura de desintoxicación.

En un instante, le diré cómo puede aprovechar fácilmente todos sus beneficios. Pero ahora que nos hemos ocupado de revitalizar su hígado, pasemos a sus riñones, el otro órgano clave para la purificación de su organismo.

Limpiar los riñones

Los riñones sirven para filtrar la sangre, y contribuyen también a equilibrar el volumen de líquidos y de sales minerales.

Los desechos que pasan por el filtro de los riñones son diluidos en la orina para ser eliminados. Sin embargo, estos deshechos “cristalizan”, especialmente cuando no se bebe suficiente agua.

Los cristales que se forman suelen ser pequeños, pero no es raro que aumenten de tamaño, y acaben formando pequeñas piedras que bloquean los uréteres. Es lo que provoca los dolorosos cólicos nefríticos.

Dicen que los dolores provocados por estos cólicos son los peores que se pueden experimentar, así que es más inteligente hacer todo lo que sea posible para evitar que se formen estas pequeñas piedras.

Desde la época de los faraones de Egipto hasta nuestros días, el comino negro (Nigella sativa), una planta aromática originaria del sudoeste asiático, se ha usado para tratar enfermedades de la piel, alergias, desórdenes orgánicos, enfermedades de las vías respiratorias, dolores de cabeza y todo tipo de infecciones.

De hecho, el aceite de nigella se ha encontrado en la tumba de Tutankamón y se han publicado más de 450 estudios científicos sobre sus virtudes terapéuticas.

Las investigaciones más recientes han puesto el énfasis sobre todo en su acción depurativa para mantener en buen estado los riñones y permitir así una mejor filtración de los desechos acumulados en la sangre. Distintos estudios muestran también que la nigella es capaz de disolver los cálculos renales. (7) (8)

Limpiar el cuerpo… y el alma

Existe una tercera planta conocida desde hace mucho para purificar el cuerpo. En la India se afirma incluso que purifica el espíritu. Es la albahaca sagrada (Ocimum tenuiflorum o Ocimum sanctum). Esta planta, también denominada tulsí, es considerada en la India como “la reina de las plantas”. Ocupa incluso un papel central en ciertas formas de espiritualidad hindú.

Si la albahaca sagrada suscita tanta atención es porque sus virtudes son muy numerosas y lleva utilizándose desde hace tiempo:

  • En la medicina ayurvédica es utilizada para reestablecer la armonía cuerpo-alma, purificando uno y otra. Por decirlo de otra forma: la albahaca sagrada pone todos sus contadores a cero.
  • Reduce el nivel de glucosa en sangre y mejora el perfil lipídico.
  • Regula la presión sanguínea.
  • Aumenta la producción de un antioxidante y limpiador máximo del cuerpo, el glutatión. Así previene los ataques al hígado, a los riñones y al cerebro, causados por los pesticidas, los productos químicos, los medicamentos (entre ellos el paracetamol) y los tóxicos industriales (como los parabenos y el etanol).
  • También protege el organismo de los metales pesados (plomo, arsénico, cadmio, cromo y mercurio) y ayuda al cuerpo a eliminarlos. De esta forma, la albahaca sagrada reduce los daños en el ADN causados por estas partículas tóxicas y previene así los cánceres. Esta propiedad preventiva se multiplica debido al hecho de que fomenta la apoptosis (o muerte programada) de células precancerígenas y cancerígenas. (9)

La “santa trinidad” de la desintoxicación

Mire la foto de la derecha.

Este pequeño frasco contiene la “santa trinidad” de la desintoxicación. Como hemos visto, el cardo mariano, la nigella y la albahaca sagrada (o santa) son veneradas desde la Antigüedad. Nuestros ancestros pensaban incluso que sus virtudes purificadoras eran de origen divino.

Cada una de estas plantas tiene un papel muy preciso y juntas forman un todo.

El laboratorio Cell’Innov las ha reunido en forma líquida en un pequeño vial como el que ve en la fotografía.

¿Por qué me gusta? Porque contiene las dosis de cardo mariano, nigella y albahaca santa precisas que necesita para hacer una buena cura de purificación de su organismo.

Estas plantas se han utilizado desde los tiempos más remotos por sus virtudes purificantes y drenantes, pero los estudios científicos más recientes han puesto de manifiesto cómo dosificarlas de manera segura, equilibrada y eficaz para su cuerpo. Y eso es exactamente lo que contiene este frasquito, al que también se ha añadido una pequeña cantidad de magnesio, que protege los riñones y elimina los excedentes de ácidos.

De esta forma es muy fácil seguir un protocolo de desintoxicación.

El laboratorio proporciona una caja que contiene 20 viales. Usted debe tomar dos al día, uno por la mañana y otro por la tarde. Por consiguiente, una cura completa sólo dura 10 días.

Tiene agradable sabor a naranja y se toma muy fácilmente (en uno o dos tragos).

¿Cuántas veces debería realizar una cura de desintoxicación? Pues depende de sus circunstancias y de los factores tóxicos a los que se encuentre expuesto, pero lo ideal sería hacerlo incluso con cada cambio de estación. Puede empezar por probarlo ahora y luego decida si quiere ayudar a su cuerpo a reajustarse y limpiarse a fondo con cada cambio de estación.

La fórmula de este producto sigue en cuanto a dosificación los estudios científicos internacionales más rigurosos y recientes. Además, se han escogido ingredientes puros, procedentes de fuentes locales rigurosamente controladas (por lo que no contienen ningún organismo genéticamente modificado ni pesticidas). Las plantas que se utilizan son cultivadas de forma tradicional y recogidas a mano por las poblaciones locales de los lugares donde se cultivan.

De hecho quiero precisar que utilizan un procedimiento de fabricación especial que hace que cada frasco sea rellenado de una forma totalmente aséptica, lo que permite evitar el uso de conservantes. Es por tanto un elixir puro y 100% natural que se conserva durante largo tiempo sin perder sus propiedades.

¿Se anima a limpiar a fondo y desde dentro su organismo? Recuerde que una cura completa dura sólo 10 días, tiempo suficiente para experimentar sus efectos beneficiosos en la salud. Después de esta limpieza en profundidad, no necesitará recurrir a este elixir como mínimo hasta el próximo cambio de estación.

Al terminar su cura se sentirá en mejor forma, menos fatigado y más alerta. Su digestión y su sueño serán mejores. Pero lo mejor estará por llegar, pues su acción principal se lleva a cabo a nivel del hígado y de los riñones, lo que es un trabajo de fondo para su salud.

Ayudándole a liberarse de los desechos tóxicos que todos acumulamos a diario sin darnos cuenta, esta cura de desintoxicación actuará como un aliado silencioso para reforzar todos sus órganos y todas sus funciones vitales.

  • Si sufre regularmente de migrañas, se dará cuenta sin duda de que éstas se vuelven cada vez menos frecuentes o cada vez menos dolorosas.
  • Si es de naturaleza nerviosa, verá que consigue relajarse mejor que antes. Su sueño será de mayor calidad.
  • Lo mismo si frecuentemente se pone enfermo, si tiene problemas digestivos, de diabetes, de sobrepeso, problemas urinarios, dolores inflamatorios o de fatiga crónica

Todos estos problemas mejorarán, ya que su hígado y sus riñones habrán sido purificados, limpiados, drenados y revitalizados. Siglos de medicina y de experiencia directa han demostrado todos estos beneficios que hoy se confirman.

Si quiere probarlo y pedir su cura de 10 días de limpieza de su organismo, puede hacerlo aquí.

Usted decide si quiere hacer su cura una sola vez, dos o incluso cuatro veces al año.

Yo la hago cuatro veces al año, con cada cambio de estación, como lo hacían nuestros antepasados. Es un gesto que a mí me parece necesario hoy en día, teniendo en cuenta los niveles de exposición a toxinas que cada uno de nosotros debe afrontar. Pero usted puede probarla y encontrar su propia medida.

Recuerde: si desea pedir su cura, puede hacerlo aquí.

******************************

Fuentes:

  1. Exposition aux perturbateurs endocriniens. Un rapport de Générations Futures Avec le soutien de EEHI / EDC-free coalition Paris, le 23 février 2017.
  2. Wallace LA : Volatile Organic compounds. In Samet J. and Spengler J. Indoor Air Pollution. The Johns Hopkins University Press Baltimore 1991 : 252-72.
  3. Association Santé Environnement France.
  4. Nancy Vargas-Mendoza, Eduardo Madrigal-Santillán, Ángel Morales-González, Jaime Esquivel-Soto, Cesar Esquivel-Chirino, Manuel García-Luna y González-Rubio, Juan A Gayosso-de-Lucio, and José A Morales-González Hepatoprotective effect of silymarin. World J Hepatol. 2014 Mar 27; 6(3): 144–149.Gholamreza Karimi, Maryam Vahabzadeh, Parisa Lari, Marziyeh Rashedinia, and Mohammad Moshiri “Silymarin”, a Promising Pharmacological Agent for Treatment of Diseases. Iran J Basic Med Sci. 2011 Jul-Aug; 14(4): 308–317.
  5. Luper S. A review of plants used in the treatment of liver disease: part 1. Altern Med Rev. 1998 Dec;3(6):410-21. Review. 2. Pizzorno JE Jr, Murray Michael T (Ed). Textbook of Natural Medicine, Churchill Livingstone, États-Unis, 1999, p. 948
  6. Hruby K, Fuhrmann M, Csomos G, Thaler H. Pharmacotherapy of Amanita phalloides poisoning using silybin. Wien Klin Wochenschr. 1983 Apr 1;95(7):225-31.
  7. Hadjzadeh MA, Rad AK, Rajaei Z, Tehranipour M, Monavar N. The preventive effect of N-butanol fraction of Nigella sativa on ethylene glycol-induced kidney calculi in rats. Pharmacogn Mag. 2011 Oct;7(28):338-43.
  8. Hadjzadeh MA, Khoei A, Hadjzadeh Z, Parizady M. Ethanolic extract of nigella sativa L seeds on ethylene glycol-induced kidney calculi in rats. Urol J. 2007 Spring;4(2):86-90.
  9. Bharavi K, Reddy AG, Rao GS, Kumar PR, Kumar DS, Prasadini PP. Prevention of cadmium bioaccumulation by herbal adaptogens. Indian J Pharmacol. 2011 Feb;43(1):45-9.