La alanina es una clase de aminoácido que, al alterar el metabolismo de las células, puede disminuir a corto plazo el nivel de glucosa en sangre. Esta es la conclusión obtenida por una investigación(1) realizada con ratones que permitió descubrir de qué manera se podía activar la AMP quinasa (AMPK), una enzima que aumenta la producción de energía de las células.

Los investigadores constataron que al administrar alanina por vía oral a los ratones sus niveles de AMPK aumentaban, así como que si la tomaban antes de recibir una dosis de glucosa estos niveles eran significativamente más bajos. Por tanto, la alanina es el único aminoácido capaz de activar la AMPK, que a su vez incrementa la captación de glucosa por parte de las células del hígado, disminuyendo así la cantidad de azúcar en sangre.

Estos nuevos datos confirman que al tomar ciertos nutrientes se puede modificar el metabolismo de las células ante la glucosa, lo que supone una gran ayuda para tratar la diabetes. La alanina se encuentra en la carne de vacuno y de cerdo, el pescado y los huevos, entre otros.

 

Fuentes:

  1. Yusuke Adachi, Ana Luisa De Sousa-Coelho, Ikue Harata, Charlie Aoun, Sandra Weimer et al: “Alanine activates hepatic AMP-activated protein kinase and modulates systemic glucose metabolism”. ScienceDirect. 2018.