Tres personas con lesión de médula espinal han conseguido caminar gracias a un chip que estimula eléctricamente las funciones neurológicas. La hazaña, realizada a través de un ensayo clínico liderado por el neurocientífico Grégoire Courtine, del Instituto de Tecnología Suizo de Lausanne (EPFL), optimiza las posibilidades de rehabilitación de estos pacientes parapléjicos(1).

La prueba consistió en la implantación de un estimulador en el abdomen conectado a un campo de electrodos situado en la región lumbar, zona desde donde las terminaciones nerviosas de la médula espinal controlan los movimientos musculares de las extremidades inferiores. Utilizado de forma inalámbrica, este dispositivo consigue que las neuronas generen la actividad necesaria para controlar los pasos al andar.

Aunque al desactivar la estimulación los pacientes regresan inmediatamente a su estado de parálisis anterior, se consiguen recuperar movimientos voluntarios en las piernas. De lo que se trata ahora es de generalizar esta nueva vía de rehabilitación para que esté disponible para más pacientes.

 

Fuentes:

  1. Leonie Asboth et al. “Cortico–reticulo–spinal circuit reorganization enables functional recovery after severe spinal cord contusion”. Nature Neuroscience. 2018.