Resfriados, otitis, cardenales, cortes, secreción nasal, garganta irritada, picaduras de insectos, dolores musculares o articulares, digestiones pesadas, mareos… Hay un sinfín de problemas de salud que pueden afectar a personas de todas las edades.

Son esos pequeños trastornos del día a día para los que -todo hay que decirlo- muchas familias tienen el botiquín a rebosar de fármacos.

Pues bien, debe saber que para hacer frente a todas y cada una de esas pequeñas dolencias de la vida cotidiana bastan apenas 10 aceites esenciales, también conocidos como AE.

Sí, sí. Como lo lee.

Apenas una decena de pequeños frascos que van a sacarle de más de un apuro.

¡ATENCIÓN!: Si esos 10 aceites son fabulosos hay otro que los supera a todos. Y lo mejor es que puede conseguirlo completamente gratis. Siga leyendo hasta el final, que ahí se lo cuento todo.

Veámoslos en detalle:

1. La albahaca tropical

La Ocimum basilicum es particularmente útil en casos de artrosis y de problemas estomacales. Pero además también mejoran la memoria y la concentración, reduce el riesgo de padecer migrañas, etc.

Para beneficiarse de ella basta con verter 1 gota de su AE en un pañuelo e inhalar su aroma durante unos minutos. También puede mezclar 2 gotas de su AE en un poco aceite vegetal (AV; vale el de oliva, siempre sin superar el 5% de dilución) y masajear la zona afectada para una acción tópica (por ejemplo, sobre el vientre ayuda a reducir la hinchazón y los gases; sobre las articulaciones alivia los dolores artrósicos…).

Por vía oral puede tomarse hasta 1 gota 2 veces al día vertida en un soporte neutro (una cucharadita de miel o un trocito de pan), aunque lo mejor es reservar este uso a ocasiones puntuales.

2. El palo de rosa

La Aniba rosaeodora sirve para tratar las infecciones otorrinolaringológicas (también denominadas “ORL”), como por ejemplo anginas, sinusitis, resfriados y dolores de garganta.

No obstante, también se usa como solución frente a la ansiedad y es un poderoso repelente antimosquitos.

No se debe aplicar directamente sobre la piel, sino que debe diluirse en un AV o respetar la dosis recomendada por el fabricante del AE (las diluciones no suelen exceder el 2%).

3. La manzanilla romana

Denominada científicamente Chamaemelum nobilis, esta planta es recomendable en caso de trastornos nerviosos (agresividad, ansiedad, hiperactividad, disminución de la libido…) y también es efectiva para aliviar el dolor de muelas, las gastritis y las migrañas.

En caso de estrés o de shock emocional, 3 gotas de su AE vertidas en 5 gotas de AV y aplicadas en forma de masaje sobre el plexo solar (ubicado justo por debajo del esternón) calmarán su estado nervioso.

Pero también puede inhalarlo: para ello deposite 2 gotas en la cara interna de las muñecas, junte las manos e inhale con una inspiración larga y profunda. Repita de 2 a 3 veces al día en caso necesario.

4. El estragón

El AE de Artemisia dracunculus, por su parte, es un potente antialérgico que también resulta muy útil en caso de hinchazón, estreñimiento y mareos.

En período de alergias, sobre todo cuando llegan los pólenes, hay que tomarlo mezclado con aceite de oliva aromatizado. Para ello, añada 30 gotas de AE a 1 litro del aceite, mézclelo bien y aliñe sus ensaladas y otros platos con un chorrito de la mezcla.

En caso de dolores espasmódicos en el vientre o de retortijones puede inge¬rir hasta 6 gotas de AE al día repartidas en 3 tomas (vierta para ello 2 gotas en un comprimido neutro y, ojo: tenga en cuenta que su sabor es intenso).

5. El eucalipto limón

Eucalyptus citriodora, como se conoce en botánica, puede usarse para aliviar los dolores musculares y de espalda, así como las infecciones de oído, entre otras.

En caso de gripe, por ejemplo, puede aplicarse hasta 6 gotas diluidas en un AV directamente sobre el tórax, dándose un suave masaje, hasta 4 veces al día.

6. El geranio de Egipto

Especialmente útil en verano, el Pelargonium x asperum se usa en caso de piernas cansadas, migrañas y contra casi todas las picaduras de insectos: abeja, avispa, araña, mosquito, pulga… ¡incluso la del escorpión!

Para usarlo como repelente mezcle 2 gotas de AE en 5 gotas de AV de avellana y aplíquelo sobre los brazos, las piernas y los tobillos.

7. La siempreviva del monte o helicriso

El AE de Helichrysum italicum es un multiusos que alivia todo tipo de problemas, desde traumatismos a picaduras de medusas y hasta acúfenos.

Para tratar contusiones, golpes, moratones y torceduras aplique directamente sobre la piel 3 ó 4 gotas puras de forma local (cantidad calculada para un adulto). En personas con pieles sensibles lo mejor es diluirlo al 50% en un AV.

Extienda con un masaje para que penetre bien y repita varias veces al día.

8. La mejorana

También conocida como “mayorana” o “mejorana” (Origanum majorana), esta planta resulta útil en casos de fatiga nerviosa, anemia o sobrecarga mental.

Para los estados nerviosos puede tomarse por vía interna vertiendo 2 gotas de su AE bajo la lengua, de 2 a 3 veces al día, mezcladas con un poco de miel, de aceite de oliva o de azúcar de caña.

9. La menta piperita

Mentha x piperita es esencial en cualquier botiquín natural que se precie porque trata una gran cantidad de trastornos: desde artrosis a migrañas, pasando por dolores musculares, sinusitis, aerofagia y trastornos digestivos, entre otros.

Si sufre dolor de cabeza vierta 2 gotas de su AE en el dedo índice y masajéese las sienes y la frente (evitando, eso sí, el contacto con los ojos en todo momento, ya que puede provocar quemaduras).

En caso de mal aliento, de náuseas y de problemas digestivos de cualquier tipo (vómitos, flatulencias, digestiones pesadas, etc.) bastará con comer un trozo de pan previamente untado con 1 ó 2 gotas (se recomienda un máximo de 3 tomas al día).

10. El naranjo amargo

También llamado “naranjo agrio” o “naranjo borde” (Citrus x aurantium), trata el insomnio y la tristeza y también es eficaz contra la tos seca.

En caso de problemas relacionados con un estado nervioso tome 2 gotas de este AE 2 veces al día y disueltas en un poco de azúcar de caña, de miel o en un comprimido neutro.

Y en concreto para el insomnio también se pueden aplicar 2 gotas del AE en la cara interna de las muñecas antes de acostarse.

Le regalo un bote de mi aceite esencial preferido

Hay un AE que no he incluido en esta lista porque merece una consideración aparte. Podría decir sin duda que es mi AE favorito por su versatilidad y gran eficacia.

Se extrae de un gran árbol de la familia de las lauráceas y es un poderoso antioxidante y energizante, activador como pocos del sistema inmune, y además posee importantes efectos bactericidas y antivíricos, algo nada desdeñable en estos tiempos de pandemia.

Asimismo, es muy seguro y bien tolerado, además de muy versátil (puede usarse en inhalación, difusión, por vía oral, tópica…).

Ya lo ve: ¡una auténtica panacea! Sin embargo, no quiero revelarse cuál es porque… ¡quiero regalárselo junto a una guía en la que descubrirá todo lo que necesita para empezar a utilizarlo! Así, cuando lo reciba, se llevará una magnífica sorpresa.

Si quiere descubrir cómo conseguir su frasco, le animo a hacer clic aquí o en el botón a continuación (por favor, tenga en cuenta que las existencias son limitadas, por lo que no debe demorarse en pedirlos o no puedo garantizarle que llega a tiempo).

QUIERO CONSEGUIR MI ACEITE ESENCIAL Y MI GUÍA DE REGALO

¿Conocía estas soluciones?

Ya lo ha visto: apenas una decena de soluciones aromaterapéuticas ofrecen todo un mundo de posibilidades para ayudar en el tratamiento de multitud de enfermedades y dolencias comunes.

Ahora bien, sepa que las indicaciones que aquí he dado no son exhaustivas.

Los AE se pueden utilizar de diferentes maneras, ya sea por vía oral, por difusión o en uso externo, y tanto mezclados como diluidos o incluso en estado puro.

Además, en muchos casos su uso está desaconsejado en mujeres embarazadas o lactantes y en niños y, ante la duda, lo mejor es consultar con un médico o experto en salud natural, así como guiarse siempre por las indicaciones del laboratorio fabricante del producto o por las guías específicas que acompañen al producto en cuestión.

Y, antes de despedirme, permítame preguntarle: ¿Utiliza usted aceites esenciales? ¿Cuál es su favorito? ¿Ha probado ya alguno de los que aquí le hablo? Si es así, le animo a que deje un comentario más abajo contando su experiencia.

Y no olvide que si quiere conseguir su aceite esencial de regalo no debe demorarse en pedirlo, pues las existencias son limitadas. Haga clic aquí para conseguirlo.

¡A su salud!