En la alimentación y el modo de vida pueden encontrarse sencillas soluciones para combatir la disfunción eréctil. Y es que, aunque este trastorno puede tener diferentes causas, una de las principales es el mal funcionamiento de los vasos sanguíneos que irrigan el pene.

Hace ya tiempo que los estudios demostraron que una alimentación a base de productos frescos y sanos y sin productos industriales es eficaz para mejorar la erección. Pero una investigación(1) realizada durante 8 años sobre más de 25.000 hombres ha demostrado que aquellos que tienen menos de 70 años y consumen más fresas, arándanos, manzanas, peras y cítricos, tienen un 19% menos de riesgo de sufrir impotencia.

Fuentes:

  1. Cassidy A, Franz M, Rimm EB. “Dietary favonoid intake and incidence of erectile dysfunction”. Am J Clin Nutr 2016 Feb; 103(2): 534-41.