Nocebo es cualquier efecto negativo que surge como consecuencia de tomar un placebo. Aunque parezca mentira, al estar hablando de un “fármaco” que en realidad no tiene ningún principio activo, el efecto nocebo no sólo existe, sino que además puede ser más o menos intenso dependiendo de diversos factores, como por ejemplo el precio del supuesto medicamento.

Para comprobar este factor un equipo de investigadores dividió a 50 personas en dos grupos para testar una crema contra la dermatitis atópica. A la mitad les dieron un fármaco indicando que era de “gama alta”, mientras que a la otra mitad les dieron el mismo fármaco pero advirtiéndoles de que se trataba de la “versión barata”. Aunque en ambos casos se trataba de una sustancia que no tenía ningún principio activo, los investigadores avisaron a los 50 participantes que el producto podía provocarles una quemazón dolorosa. Como resultado, a quienes se había aplicado la versión barata dijeron sentir un dolor más intenso y quemazones.

El efecto nocebo tiene lugar a nivel neurológico, hasta el punto de que la actividad cerebral del sistema principal del dolor varía según la percepción del “fármaco” recibido.

Fuente: A. Tinnermann S. Geuter C. Sprenger J. Finsterbusch, C. Büchel. “Interactions between brain and spinal cord mediate value effects in nocebo hyperalgesia”. Science.