Quién, cómo, cuándo y por qué hacer uso de la homeopatía

Le invito a compartir este vídeo en sus redes sociales:

¡¡ Salvemos la homeopatía !!

Ya somos:

54.392


Puede leer la transcripción del vídeo a continuación

Dr. Gualberto Díaz. Especialista Medicina Familiar y Comunitaria. Número de colegiado: 280103374

Dr. Gonzalo Fernández-Quiroga. Medico General. Número de colegiado: 080824428

Dr. Alberto Sacristán. Especialista Medicina Familiar y Comunitaria. Número de colegiado: 28285215

Dr. Gonzalo Fernández-Quiroga: La homeopatía es un método terapéutico que te puede ayudar porque los medicamentos que utiliza tienen escasos o nulos efectos secundarios, porque es compatible con los medicamentos que puedas estar tomando convencionales, porque pone en marcha mecanismos de autorregulación del propio organismo...

Y, por todas esas cuestiones, es un recurso que los médicos tenemos a nuestra disposición para poder utilizar en un momento dado en un paciente determinado.

Dr. Gualberto Díaz: Finalmente lo que distingue a los medicamentos homeopáticos de otros es que Samuel Hahnemann, quien publicó por primera vez sobre esta manera de utilizar las sustancias, los principios activos, se planteó que se podían preparar de una manera especial que les libraba de su toxicidad y les confería nuevas propiedades, un proceso que llamamos dinamización.

Y, por otro lado, se planteó que la utilización de cada medicamento podía ser más efectiva si teníamos en cuenta no solo un diagnóstico del paciente, sino también sensaciones particulares del paciente. Porque no todo el mundo tiene insomnio, o tiene gripe, o tiene un problema digestivo de la misma manera.

Y podemos afinar un poquito más, de modo que utilizamos un medicamento que sintoniza mejor, vamos a decir, con un paciente que, por tanto, va a responder más rápido y de forma más completa.

Dr. Gonzalo Fernández-Quiroga: Eso me parece que es un aspecto importante y diferenciador, el tener en cuenta no solo los síntomas más físicos, digamos, sino también tener en cuenta pues otra serie de síntomas o circunstancias que la persona trae en ese momento especifico de su vida.

Tanto cuestiones emocionales, como circunstancias vitales por la que está atravesando… Porque todo eso evidentemente nos está influyendo en cualquier trastorno de salud que podamos tener. Y en homeopatía, el método homeopático considera todas esas circunstancias, todos esos síntomas, para poder prescribir un medicamento u otro.

Dr. Gualberto Díaz: Yo creo que lo mejor es poner un ejemplo: si tenemos insomnio, no es lo mismo tener insomnio porque nos hemos enamorado, o porque tenemos una preocupación en el trabajo…

Dr. Gonzalo Fernández-Quiroga: ¡O porque nos han dejado!

Dr. Gualberto Díaz: Y, por otro lado, tampoco es lo mismo tener insomnio porque me cuesta mucho quedarme dormido a tener insomnio porque me despierto muchas veces por la noche o porque me despierto a las 5:00 de la mañana y ya no me vuelvo a dormir. Es distinto y se puede tratar con homeopatía con medicamentos distintos.

Dr. Alberto Sacristán: Un ejemplo que es muy claro es con las lumbalgias. Hay muchos pacientes que tienen una lumbalgia, un dolor lumbar, y que mejoran con el calor. Pero hay otros que empeoran con el calor y que mejoran con el frío. Y es muy significativo eso cuando viene el paciente y te dice: "no, es que me han dicho que me ponga un poco de calor, pero es que a mí me sienta muy mal".

Dr. Gonzalo Fernández-Quiroga: Eso es especifico, justamente -el calor, el frío, la posición, etc.-, justamente propio de la homeopatía el considerar qué cosas mejoran con frío, con calor... Todos esos aspectos son esenciales a la hora de prescribir un medicamento u otro.

Cosa que a lo mejor en nuestra medicina convencional, porque somos médicos, pues a lo mejor a esos aspectos no le damos tanta importancia y para un insomnio daremos un medicamento, pues seguramente para todos esos insomnios que ha comentado Gualberto, el mismo medicamento o un medicamento parecido.

Dr. Gualberto Díaz: Sí, porque esos medicamentos no responden mejor con un perfil o con otro.

Dr. Alberto Sacristán: De hecho, eso requiere una escucha más activa, mucho más proactiva por nuestra parte.

¿Qué profesional de la salud prescribe homeopatía?

Dr. Alberto Sacristán: El paciente que acuda a una consulta de un médico homeópata podrá recibir una receta con un medicamento homeopático, pero no siempre tiene que ser así. E incluso podrá recibir un medicamento homeopático combinado con otro medicamento convencional.

Porque los médicos tenemos una formación como tal, somos médicos -yo, por ejemplo, además tengo la especialidad de Medicina familiar y comunitaria- y, ante una enfermedad con su diagnóstico, las pruebas clínicas… realizo el tratamiento que creo que es más conveniente para el paciente.

Y muchas veces prescribo un medicamento homeopático de forma única, o dos o tres medicamentos homeopáticos, y otras veces lo combino o lo asocio con otros medicamentos que pueden ser útiles para el paciente. Pero incluso pacientes que ya están tomando otro tipo de tratamientos -pues bien que son diabéticos, bien que son hipertensos- yo les prescribo un medicamento homeopático que sé que es compatible con lo que están tomando por el beneficio de su salud.

Por ejemplo, si a mi consulta viene un paciente que tiene una infección de garganta, yo le puedo dar un antibiótico si considero que es una infección bacteriana. Pero además le puedo dar un medicamento homeopático que le estimule bien las defensas o le ayude a bajar la inflamación que tiene este paciente.

Y además así también le puedo dar medicamentos homeopáticos para intentar que ese paciente no tenga muchas infecciones de repetición si es el caso.

Los médicos de cabecera, como yo, o de atención primaria, los médicos que somos médicos de familia podemos prescribir homeopatía, tanto en el ámbito privado como en el ámbito público. ¿Por qué? Porque es un medicamento.

Por el hecho de ser un medicamento es legal, se dispensa únicamente en farmacias y, por lo tanto, todo médico que trabaje en atención primaria o especializada que tenga conocimientos de homeopatía puede prescribir el medicamento homeopático, y puede ser en combinación con otros tratamientos o, de forma indistinta, solo utilizando el medicamento homeopático.

Pero todo médico que tenga conocimiento, bien sea de la atención primaria, especializada… puede prescribir el medicamento homeopático.

¿Hay algún paciente para quien esté especialmente indicada la homeopatía?

Dr. Gualberto Díaz: Sobre todo a los pacientes crónicos que están evolucionando cada vez peor y que quieran intentar -no se puede prometer, pero al menos intentar- un cambio en la evolución. Un desbloquear la forma de regularse para que al fin puedan encontrar un alivio que hasta ahora no están obteniendo.

¿A quién también? A los pacientes que toman muchos medicamentos, porque sumar nuevos medicamentos puede producir interacciones y efectos secundarios. Y con los homeopáticos no vamos a tener este problema.

¿A quién no recomendaría medicamentos homeopáticos? Pues mire, no hay nadie a quien no se lo recomendaría, porque desde los bebés hasta los ancianos pueden usar este tipo de medicamentos.

Y lo pueden utilizar no ya para cualquier enfermedad, sino en cualquier contexto. Quiero decir que un paciente que tiene una enfermedad grave que no es curable por medicamentos homeopáticos, sin embargo es probable que tenga algunos síntomas o que tenga una ansiedad o que haya otras cosas, otras enfermedades, que le ocurren mientras está enfermo, para las cuales sí le pueda venir bien tomar medicamentos homeopáticos.

Es más, a veces usamos los medicamentos homeopáticos para prevenir los efectos secundarios de otros medicamentos que le hacen falta al paciente.

¿Cuáles son las dolencias que más habitualmente trata la homeopatía?

Dr. Gualberto Díaz: Alergias, migrañas, problemas de la menopausia, embarazo, los niños con infecciones de repetición. Y muchos pacientes oncológicos, cada vez más, sobre todo para a aliviar los efectos secundarios de la radio y de la quimio. Incluso pacientes quirúrgicos pueden beneficiarse de la homeopatía para sangrar menos y reparar esas heridas más rápidamente y con menos complicaciones.

¿Qué hace diferente la consulta con un médico homeópata?

Dr. Gonzalo Fernández-Quiroga: Pues si quiero probar la homeopatía lo primero que tendríamos que hacer es ir al médico experto en homeopatía, que es el que va a realizar la consulta, va a realizar el diagnóstico y después proponer el tratamiento.

Pues la consulta con un médico homeópata normalmente se dice que dura más tiempo de lo que duran las consultas habituales pero, ¿por qué? Dura más tiempo porque el médico homeópata debe conocer a la persona que tiene en frente, debe conocer su sufrimiento, debe conocer lo que le pasa para poder prescribir un medicamento. Esto es importante.

Por eso, además del motivo de consulta, pues se va a interesar por otras circunstancias, desde circunstancias físicas, cómo le afecta el clima, cómo le afecta si tiene un dolor la posición, el calor y el frío, como hemos comentado… Y también qué circunstancias emocionales está pasando, qué vivencias son las que está pasando, porque eso es vital y transcendente para poder prescribir un medicamento u otro.

Por otro lado, también, si estamos hablando de medicamentos homeopáticos, sobre todo los médicos, que es lo que he comentado, pero también hay otros niveles en los que los medicamentos homeopáticos pueden ser útiles por otros profesionales de la salud, como antes también hemos comentado.

El consejo farmacéutico dentro de las competencias de cada profesional pues puede utilizar medicamentos homeopáticos, por ejemplo, en la farmacia el consejo farmacéutico, en fisioterapia las matronas que hemos comentado antes en el parto o en el postparto, etc. O sea, que hay diferentes niveles en los que podemos dejar que los medicamentos homeopáticos nos ayuden, teniendo en cuenta también que son perfectamente compatibles con los medicamentos convencionales.

¿En qué se diferencian los medicamentos homeopáticos de los medicamentos convencionales?

Dr. Gonzalo Fernández-Quiroga: Los medicamentos homeopáticos son medicamentos por ley y están perfectamente regulados tanto en España como en el resto de países de la Unión Europea, por ejemplo. O sea, que en nuestro país son medicamentos por ley.

Y en otros países incluso de nuestro entorno, en países avanzados a los que nos queremos parecer en otras cosas, como Francia, como Alemania, como Suiza… no solamente también están regulados y legalizados, sino que incluso están incorporados total o parcialmente en los sistemas públicos de salud.

Y la OMS, la Organización Mundial de la Salud, recomienda en su plan 2014-2023 que los países miembros incorporen, en la medida de lo posible, las medicinas tradicionales y complementarias, como denominan, entre los que están incluida la homeopatía, a sus sistemas de salud.

Por favor, si aún no lo ha hecho firme y comparta esta petición en defensa de la homeopatía, que algunos atacan sin criterio. Y ayúdenos a difundirla.

FIRMAR LA PETICIÓN

En el siguiente enlace podrá leer la petición completa con todos los argumentos para defender la homeopatía y el derecho de los ciudadanos a tratar su salud con terapias que suman y aportan valor.

Lea aquí los motivos por los que firmar esta petición es tan importante.

Ediciones de Salud, Nutrición y Bienestar, S.L.
Calle Miguel Ángel, 13, 28010, Madrid. Teléfono: (+34) 912 194 721.
contacto@saludnutricionbienestar.com
Aviso Legal | Política de Privacidad | Condiciones Generales de Venta
Copyright © 2019. CIF: B-86668860
Ediciones de Salud, Nutrición y Bienestar, S.L.
Calle Miguel Ángel, 13, 28010, Madrid. Teléfono: (+34) 912 194 721.
contacto@saludnutricionbienestar.com
Aviso Legal | Política de Privacidad | Condiciones Generales de Venta
Copyright © 2019. CIF: B-86668860