¿Deja que su perro duerma en su cama?

Compartir

Dormir con el perro tiene unas sorprendentes consecuencias para su salud, como está a punto de ver.

Es algo curioso. Cuando en una conversación entre propietarios de mascotas alguien reconoce tímidamente que su perro no solo se sube al sofá, sino que duerme en la misma cama, suele haber dos posturas opuestas entre quienes oyen esa confesión: a una mitad les parece una práctica repugnante, mientras que la otra mitad reconoce que… ¡ellos también!

Los perros y gatos viven una edad de oro en estos momentos.

En España hay más de 28 millones de mascotas (en más del 40% de los hogares hay una, e incluso hay más hogares con mascota que con niños). Y los países de nuestro entorno incluso nos superan.

Además, sus dueños les dedican buena parte de su tiempo. Concretamente 3 horas diarias, según una reciente encuesta. Y se gastan un dineral en el bienestar de su amigo de cuatro patas, en juegos, correas, comederos y todo tipo de accesorios.

Pero ¿dónde duermen los perros?

Pues, aunque sorprenda a algunos, más de la mitad de los dueños de perros (56%) duermen con su perro en la misma habitación, y el 50% de estos en la misma cama.

Ventajas de dormir con el perro

¿Tiene esto beneficios? ¿Inconvenientes?

Pues según una reciente investigación llevada a cabo tras encuestar a 2.000 dueños de perros, 7 de cada 10 encuestados informó de un sueño de mejor calidad cuando compartían su cama con su mascota. (1)

Y no solo eso. Este hábito también tuvo los siguientes beneficios:

  • Más del 50% sintieron menos estrés y ansiedad al dormir con su perro.
  • Un 47% se acurrucan y cogen mejor con mayor facilidad la postura para pasar la noche.
  • Un 42% dijo sentir una mayor sensación de seguridad.

E incluso un 43% de los encuestados aseguró que les resulta beneficioso para dormir, pues funcionan como fuente de “ruido blanco” que les ayuda a descansar mejor.

Muchos otros beneficios para la salud de tener perro

Compartir la vida con un perro no solo podría ayudar a dormir mejor, sino que tiene otros muchos beneficios para la salud, entre otros:

  • Aumenta la inmunidad. Cuando se convive con un perro, se está expuesto a muchos microbios diferentes que aumentan la fortaleza de nuestro sistema inmunológico.
  • Mejora la calidad de la microbiota intestinal.
  • Aumenta los niveles de felicidad al ayudar a generar oxitocina, la hormona de la felicidad.
  • Protección cardiovascular. Tener un perro desempeña un importante papel en la recuperación de los pacientes de ataques cardíacos y de accidentes cerebrovasculares (ictus).

Según una investigación, redujo el riesgo de muerte de los pacientes tras un infarto en un asombroso 33% y el riesgo de muerte para los pacientes de accidentes cerebrovasculares en un 27%.

  • Menos riesgo de discapacidad. Un estudio publicado en la revista PLOS ONEanalizó datos de más de 11.233 personas mayores y descubrieron que los dueños de perros tenían la mitad de probabilidades de tener una discapacidad que los que no tenían este animal de compañía.

Además, los dueños de perros que hacían ejercicio regularmente tenían un riesgo de discapacidad aún menor. Es probable que se deba al cuidado diario que se dedica al animal, a la compañía que proporciona y al ejercicio que los dueños de perros realizan como parte de su rutina diaria, lo que reduce el riesgo de fragilidad, precursor de la discapacidad.

  • Salud mental. Se ha demostrado que la compañía de un perro alivia la depresión, reduce el estrés y mejora la autoestima.

 

Fuentes

  1. “Natural sleep medicine: 7 in 10 people get better shut-eye when their pet is in the bed”. Study Finds, 05/19/2022.

Comentarios 0 comentarios