Se trata de la Gallesia integrifolia, planta oriunda de Bolivia, Ecuador y Brasil. Su aceite esencial (AE) actúa como potente repelente frente a varios tipos de insectos, incluido el temido Aedes aegypti. También llamado “mosquito tigre”, es el responsable de transmitir el virus del Zika -además de otras enfermedades como el dengue o la fiebre de chikungunya- por medio de su picadura, pudiendo causar la infección dolor articular, vómitos, rigidez muscular y, en los casos más graves, disfunciones neurológicas.

Según los investigadores responsables del hallazgo(1), esta propiedad se debe a los compuestos de azufre presentes en el AE (entre un 95 y 99%) obtenido de los frutos, hojas y flores de la planta.

Las pruebas realizadas hasta la fecha confirman que ese AE puede ser considerado un insecticida natural, por lo que no presenta los riesgos asociados al uso de insecticidas químicos, repletos de tóxicos señalados como posibles disruptores endocrinos e incluso cancerígenos.

Consejo de Salud en 1 Minuto: Esta especie cada vez está más presente en nuestro territorio. Y atención porque precisamente ahora, con la subida de las temperaturas, su proliferación aumenta. Por ello le interesa leer este texto, que publicamos durante aquella crisis, cuyos valiosos consejos para evitar la picadura de ese mosquito no han perdido vigencia. 

Fuentes:

1. Fernanda Raimundo, Keila; de Campos Bortolucci, Wanessa; Luiz Rahal, Isabelle et al.: “Insecticidal activity of Gallesia integrifolia (Phytolaccaceae) essential oil”. Boletín Latinoamericano y del Caribe de Plantas Medicinales y Aromáticas. 2021.