Las personas con pérdida auditiva central (diferente de la pérdida auditiva ligada al envejecimiento) tienen el doble de riesgo de sufrir un deterioro cognitivo leve respecto a las que no presentan esa pérdida auditiva o ésta se debe a la edad(1).

Estas son las conclusiones de una investigación que señala que la pérdida auditiva central comparte el mismo mecanismo neurodegenerativo que el deterioro cognitivo.

Para ello se contó con 1.604 participantes de una media de 74 años de edad que fueron sometidos a numerosas pruebas neurológicas, neuropsicológicas y otorrinolaringológicas. A raíz de los resultados, los investigadores señalan que sería necesario prevenir la discapacidad auditiva con mayor antelación, pues ello ayudaría a prevenir o retrasar en gran medida la neurodegeneración cognitiva.

Un tercio de los ancianos de todo el mundo sufre alguna pérdida auditiva incapacitante. La mayoría es de tipo periférico, debido a un mal funcionamiento del oído interno o los nervios, aunque también puede ser de tipo central, en cuyo caso la pérdida auditiva sólo se manifiesta en situaciones concretas (cerca de altavoces o con ruido de fondo, por ejemplo).

Fuentes:

1. Central Hearing Loss May Affect Memory – Medscape – Mar 02, 2018.