Reciba nuestro e-letter gratuito

¡No reniegue de los callos de sus pies! Le están protegiendo más de lo que cree

Compartir

No gustan demasiado y, de hecho, tendemos a ocultarlos de cualquier modo. Pero lo cierto es que los callos suponen una protección excelente para las plantas de los pies, como ha demostrado el estudio que ha analizado los pies de 81 kenianos y 22 estadounidenses(1).

El estudio ha concluido que además de proteger las plantas de las personas que habitualmente caminan descalzas, los callos no alteran la percepción de estímulos que llegan a través de los pies (tienen más de 7.000 terminaciones nerviosas), incluso si son callos especialmente gruesos. Por el contrario, los zapatos que incorporan una suela de almohadilla reducen esa sensibilidad.

Y es que, aunque el principal objetivo de los zapatos es proteger los pies, también reducen su sensibilidad. Por este motivo los investigadores recomiendan que se use calzado con suelas delgadas, rígidas y sin acolchado, como por ejemplo sandalias o mocasines, pues este tipo de zapato ofrece una sensibilidad y protección similar a la que proporcionan los callos.

 

Secretos de Nutrición

Fuentes:

  1. Nicholas B. Holowka, Bert Wynands, Tina J. Drechsel et al.: “Foot callus thickness does not trade off protection for tactile sensitivity during walking”. Nature. 2019.


Comentarios 0 comentarios