La mejorana (Origanum majorana) es una planta medicinal que destaca por sus propiedades fortificantes. El problema es que forma parte de una familia, en la que también se incluye el orégano, donde es posible encontrar plantas de muy diversas propiedades. De ahí la importancia de prestar atención al nombre latino con género y especie.

Por ejemplo, el orégano común (Origanum vulgare), también conocido como “mejorana silvestre”, es muy empleado en la cocina y destaca por sus propiedades antimicrobianas y digestivas.

Por su parte, el orégano compacto (Origanum compactum) y el orégano de Grecia (Origanum heracleoticum) contienen carvacrol, una sustancia con fuerte acción antiinfecciosa, pero que resulta tóxica para el hígado si se consume de forma prolongada o en dosis elevadas.