La semana pasada cuando llegó a mis manos el nuevo ejemplar de Plantas & Bienestar me llamó poderosamente la atención un artículo sobre la llegada de la miel a los hospitales.

Está basado en una investigación que comparó la aplicación directa de miel sobre las heridas con los dos tratamientos más comunes utilizados por aquel entonces en los hospitales franceses. El desenlace: la miel superó ampliamente sus propiedades cicatrizantes.

¿Verdad que el tema promete?

Se trata de un artículo sorprendente y que sin duda le será de gran utilidad.

Pero además, por casualidad o infortunio, he podido ponerlo a prueba.

Le cuento.

El fin de semana mi hijo mayor volvió a casa después de su partido de fútbol con un pequeño raspón en el brazo, y me pareció una gran oportunidad para comprobar la eficacia antiséptica y cicatrizante de la miel.

Así, le lavé la herida con agua y jabón, pero en vez de ponerle yodo, como suele hacerse habitualmente, le apliqué un poco de miel siguiendo exactamente las indicaciones que había leído en el artículo.

En solo un día las laceraciones estaban prácticamente cicatrizadas.

Al siguiente las pequeñas costras ya se habían desprendido.

Y tres días después de la caída apenas quedaba rastro de la herida.

¿Cómo es posible que cicatrizara tan rápido?

La respuesta está en el trabajo del hombre que descubrió esta increíble virtud terapéutica de la miel.

El cirujano que aceleró la curación de las heridas

Se trata del Dr. Bernard Descottes, jefe del servicio de cirugía del hospital de Limoges y fundador de la Asociación francesa de Apiterapia, fallecido en el año 2009.

Si bien es cierto que la lesión de mi hijo apenas era un rasguño, el estudio comparativo del Dr. Descottes se realizó sobre heridas postoperatorias y ulceraciones crónicas, mucho más importantes. Y aun así, los resultados fueron espectaculares: las heridas tratadas con miel cicatrizaban el doble de rápido que con los tratamientos convencionales. ¡Ni más, ni menos!

El estudio vinculó la acción cicatrizante de la miel a su bajo contenido en agua, que hace que atraiga por ósmosis al agua y a otros líquidos que se encuentren en su entorno. De esta forma, al ser aplicada sobre una herida abierta absorbe el plasma de la misma y reduce la humedad favoreciendo la cicatrización.

Y en cuanto a la acción antiséptica, esta tendría su explicación en el trabajo de las abejas que, al transformar el néctar en miel, convierten la glucosa en peróxido de hidrógeno. ¿Sabe qué es esta sustancia? Pues sencillamente, lo que se conoce como agua oxigenada, uno de los antisépticos más potentes y utilizados.

El éxito de la investigación fue tal que durante los siguientes años el Dr. Descottes introdujo la miel como cicatrizante en el protocolo de curas de su hospital. Desde entonces, más de 3.000 pacientes se han beneficiado de ella en el cuidado de sus heridas.

En España, como ocurre con otras muchas terapias, no se utiliza de forma generalizada debido a la falta de amplitud de miras de quienes deciden lo que es o no es bueno para la salud. Pero con la información que le desvela Plantas & Bienestar al menos usted sí que podrá utilizarla en su casa para su beneficio y el de los suyos.

Eso sí, aunque no cabe ninguna duda de que la miel cura las heridas y lo hace más rápido que otras sustancias… ¡no salga corriendo a comprar cualquiera para cuando la vaya a necesitar!

Antes debe saber a ciencia cierta qué tipo de miel es la ideal para cada indicación y cómo sacarle el máximo partido.

No todas las mieles son iguales (ni cicatrizan igual las heridas)

Aunque el Dr. Descottes siempre utilizó en su terapia mieles monoflorales artesanales de procedencia francesa (generalmente lavanda y tomillo), existen otros tipos de miel con sus correspondientes aplicaciones medicinales, y que usted debe conocer.

Así, una vez que lea el artículo sabrá:

  Qué miel destaca por sus propiedades antisépticas al ser excepcionalmente rica en metilglioxal, un poderoso antibacteriano.

  Cuáles son las mieles cicatrizantes por excelencia, incluida alguna más exótica, como la que proviene de Yemen.

  La miel ideal para tratar las pequeñas quemaduras domésticas y cómo aplicarla correctamente.

Una vez hecha su elección, asegúrese de adquirir mieles ecológicas y artesanas, si es posible del propio apicultor, pues muchos productos comercializados como miel (ojo sobre todo a los que provienen de China) solo contienen jarabe de glucosa y son un auténtico fraude.

En definitiva, aunque el uso terapéutico de la miel aún no esté reconocido por nuestras autoridades sanitarias, sus propiedades como antiséptico y cicatrizante natural van a convencer hasta a los más escépticos.

Y si a esto añadimos que es un producto 100% natural y que está al alcance de todos los bolsillos… ¿qué más razones necesita para hacer a la miel un hueco en su botiquín?

No lo dude y comience a beneficiarse desde ahora mismo de su increíble poder curativo.

Para ello, lo único que tiene que hacer es suscribirse a Plantas & Bienestar, una publicación única que le permitirá acceder al universo curativo de las plantas en todas sus fórmulas (tisanas, aceites esenciales, cataplasmas, complementos…).

En cuanto lo haga, recibirá esta valiosa información además de un sinfín de soluciones que tienen su origen en la Naturaleza y que están contribuyendo a mejorar la salud y la calidad de vida de miles de lectores. ¿Se las va a perder usted?

Aproveche ahora para pedir su ejemplar de Plantas & Bienestar y tener así acceso a este artículo especial sobre este increíble producto natural que es la miel. Y siempre que la utilice recuerde lo importante que es proteger a las abejas y a sus entornos naturales, ya que son ellas las que nos regalan un bien tan preciado para nuestra salud.

Estoy seguro de que este ejemplar le encantará. Pero en cualquier caso usted no se arriesga a nada, ya que cuenta con nuestra GARANTÍA DE SATISFACCIÓN, lo que significa que si una vez ha empezado a recibir la publicación cambia de opinión, tiene 30 días para darse de baja y recuperar los 25 euros que cuesta la suscripción durante todo un año (12 números).

No espere más para adentrarse en el fascinante universo del poder curativo de las plantas. Puede suscribirse haciendo clic en el siguiente botón:

Haga clic aquí para recibir su ejemplar.

Por supuesto, este artículo no es el único que encontrará en su primer número de Plantas & Bienestar. También descubrirá otras muchas soluciones naturales beneficiosas para su salud. Como, por ejemplo:

  • ¿Sabía que la RESISTENCIA A LOS ANTIBIÓTICOS causa más de 35.000 muertes al año en España? ¿Y que la ciencia se está quedando sin soluciones frente a este problema? En cambio, una vez más ¡las plantas acuden en nuestra ayuda! Y es que un investigador ha dedicado años de trabajo a demostrar el excepcional papel que juegan los ACEITES ESENCIALES a la hora de combatir las infecciones. Conozca al profesor Adnane Remmal y cuáles son los AE que podrían salvar miles de vidas, de los cuales es importante tomar buena nota desde ya mismo.
  • Conjuntivitis, orzuelos, glaucoma, DMAE… Independientemente del problema de la vista del que se trate, con las plantas que descubrirá en el especial “A fondo: SALUD OCULAR” podrá estar tranquilo. En él conocerá las diferentes maneras de prevenir y tratar estos problemas, cuidando de sus ojos de la manera más natural posible.
  • Si sufre de ESTREÑIMIENTO, DIARREA o cualquier otro problema relacionado con el TRÁNSITO INTESTINAL y las DIGESTIONES, la zaragatona es la planta que necesita. Su increíble riqueza en mucílagos (fibras solubles) la convierte en una sofisticada herramienta capaz de regular las visitas al baño sea cual sea el problema de base. ¡Le costará creer que hablamos de una simple planta! Y lo mejor es que todavía guarda más secretos igualmente beneficiosos para su salud.

También en este ejemplar de Plantas & Bienestar:

  • Tirantez, picor, descamación… Sin ser un problema de salud grave, el CUERO CABELLUDO SECO resulta muy molesto y en ocasiones es difícil de erradicar. Por eso este mes le damos la receta de un champú de coco, avena y lavanda infalible contra la sequedad de la piel bajo el pelo. ¡Apenas le llevará tiempo ni esfuerzo prepararlo!
  • ¿Y si la aversión de los vampiros al AJO tuviese una explicación científica? Esta planta, usada en prácticamente todas las culturas antiguas como protector del organismo y el espíritu, esconde muchos secretos que este mes queremos que conozca. Todo sobre la historia oculta de uno de los condimentos estrella de nuestra cocina.
  • También le invitamos a recorrer las HUERTAS DE LA ALHAMBRA. Más de siete hectáreas que se vienen labrando ininterrumpidamente desde la Edad Media, lo que ha contribuido a que el conocimiento del cultivo ecológico y de las plantas medicinales perviva en la actualidad.
  • Aprenda a preparar esta TISANA para los bronquios cuya receta se viene transmitiendo desde hace siglos entre los herboristas. Está especialmente indicada para cuidar nuestro aparato respiratorio, que tanto sufre durante los meses de frío.
  • ¡Y mucho más!

Solicite este ejemplar lleno de información y soluciones útiles con las que podrá mejorar naturalmente su salud y la de toda su familia.

Suscríbase ya haciendo clic en este enlace (podrá comprobar las condiciones de suscripción antes de efectuar el pago).

Haga clic aquí para recibir su ejemplar.

Le aseguro que su salud y la de los suyos van a beneficiarse enormemente del poder de las plantas.

Imagen:

  1. Association Francophone d’Apitherapie.