Los mayores de 65 años que padecen lumbago (dolor agudo en la parte baja de la espalda) tienen más probabilidades de acabar teniendo depresión. Así lo asegura una reciente investigación(1) que ha contado con 152 personas mayores a las que dividieron en dos grupos: las que tenían lumbalgia crónica y las que no padecían esta patología.

Todos los participantes respondieron a un cuestionario para identificar diferentes síntomas de depresión: irritabilidad, problemas para dormir, pérdida de peso y de apetito, concepción negativa de uno mismo o tendencia al suicidio. Pudieron constatar así que los integrantes del primer grupo eran los que padecían más síntomas depresivos.

A tenor de estos resultados los investigadores han señalado la necesidad de incorporar una terapia psicológica en los tratamientos de lumbago para las personas mayores. Asimismo, han advertido de la importancia de que los responsables de atención primaria aprendan a detectar estos casos de riesgo para derivarles a tiempo al especialista.

 

Fuentes:

  1. César Lobo, Juan Vilar-Fernández, Marta Losa-Iglesias, Daniel López-López et al.: “Depression Symptoms Among Older Adults With and Without Subacute Low Back Pain”. Rehabilitation Nursing. 2019.