La Universidad de Granada ha llevado a cabo un estudio(1) que relaciona la situación laboral con la salud de los trabajadores. Y en base a sus conclusiones advierte de la necesidad de reducir la precariedad laboral que actualmente se da en muchos sectores.

En el estudio se analizaron los cambios dentro del mercado laboral que tuvieron lugar en los principales años de la crisis económica en España (entre 2007 y 2011) y qué impacto tuvieron en los trabajadores. Observaron así que tanto la situación de desempleo, como sobre todo la precariedad laboral, se relacionan con una peor “salud percibida” (aquella que se observa a primera vista, sin que esté basada en una evaluación médica rigurosa).

Y según esta variable, empleada en los estudios que atienden a desigualdades sociales, las malas condiciones laborales repercuten directamente sobre los problemas de salud que puedan tener los trabajadores en el futuro, aumentando el riesgo de sufrir enfermedades de todo tipo.

 

Fuentes:

  1. Beatriz Fornell, Manuel Correa, M. Puerto López del Amo, José J. Martín: “Influence of changes in the Spanish labor market during the economic crisis (2007–2011) on perceived health”. Quality of Life Research. 2018.