El exceso de trabajo repercute tanto en la vida social del trabajador como en su estado de salud. Esto es algo que ya se sabía, pero ahora un equipo de investigadores del Reino Unido ha querido comprobar si el exceso de trabajo afecta por igual a hombres y a mujeres, y si depende de si ese trabajo de más tiene lugar entre semana o los fines de semana(1).

Para ello contó con 11.215 hombres y 12.188 mujeres a los que realizó un seguimiento durante tres años. Pudieron comprobar así que las largas jornadas de trabajo aumentan el riesgo de depresión, pero que existen diferencias en cuanto a género.

Así, en las mujeres aumentan los síntomas depresivos cuando trabajan en exceso, ya sea a lo largo de la semana o los fines de semana (con jornadas laborales que pueden alcanzar las 55 horas semanales). Pero en el caso de los hombres ese mayor riesgo solo se produce si se ven obligados a trabajar también durante el fin de semana.

 

Fuentes:

  1. Gillian Weston, Afshin Zilanawala, Elizabeth Webb, Livia A Carvalho, Anne McMunn: “Long work hours, weekend working and depressive symptoms in men and women: findings from a UK population-based study”. BMJ. 2019.