Reciba nuestro e-letter gratuito

El truco infalible del Dr. Pescatore para evitar picar entre horas

Compartir

Bolsas de snacks, bollería, chocolatinas, comida rápida… ¿Le gustaría librarse de esas ganas irreprimibles de comer, en muchas ocasiones a deshoras, que le impulsan a llevarse a la boca lo que sabe que no debería? A veces las compulsiones alimentarias, que es como se denominan de forma oficial esas ganas irrefrenables de comer, dan realmente fuerte.

De hecho, pueden ser tan intensas que consiguen echar por tierra incluso las mejores intenciones de seguir una dieta saludable y de limitar el consumo de calorías.

No obstante, hay una serie de pautas sencillas pero eficaces que le ayudarán a mantenerse en sus trece frente a las malas pasadas que pueden jugarle esas ansias por comer. ¡Conseguirá vencer hasta a los impulsos más primarios!

Y, además, si usted es diabético o prediabético, también va a descubrir importantes estrategias frente a su enfermedad, pues las compulsiones alimentarias se relacionan directamente con los desajustes glucémicos.

El truco más sencillo (por el que debe empezar)

Uno de las formas más sencillas y efectivas de aplacar las compulsiones alimentarias es beber uno o dos vasos de agua fría en cuanto estas aparecen.

Es algo que ha demostrado la ciencia.

Para ello, un equipo de investigadores de los Países Bajos usó simultáneamente imágenes por resonancia magnética (IRM) del estómago e imágenes por resonancia magnética funcional (IRMf) de la actividad del cerebro de personas que bebían una mayor o menor cantidad de agua. Y sus resultados demostraron que, tal y como se sospechaba, el cerebro “escucha” al estómago.

Así, los escáneres revelaron que beber más agua modifica los mensajes que el estómago envía al cerebro, informándole -aunque sea “erróneamente”- de que está lleno.

“Comer” el agua

Por supuesto, si usted ha estado sin comer durante horas y tiene hambre real, el engaño del vaso de agua no durará mucho. Pero en este punto es importante que el agua pase a estar presente de otro modo: ¡en los alimentos!

Eso es lo mismo que el Dr. Fred Pescatore, un médico norteamericano que está logrando una auténtica hazaña en su país (¡nada menos que revertir la diabetes en sus pacientes!), explica en su “Protocolo antidiabetes y de reparación metabólica”.

Ciertos alimentos contienen una enorme cantidad de agua, por lo que llenan más y en menos tiempo, ayudándole a comer menor cantidad (especialmente los alimentos que se ingieren por pura ansiedad) e incluso a perder peso.

Aquí tiene una relación de alimentos excepcionalmente ricos en agua recomendados por el Dr. Pescatore. La cifra de la derecha es el porcentaje de contenido en agua de cada uno.

  • Lechuga: 95%.
  • Calabacín: 95%.
  • Pepino: 95%.
  • Brécol: 90%.
  • Coliflor: 90%.
  • Espinacas: 90%.
  • Yogur: 85%.
  • Requesón: 80%.
  • Mozzarella: 50%.

Por supuesto, estos productos serían lo ideal para picar entre horas, aplacando el hambre hasta la próxima comida. Sin embargo, muchos de ellos no son el típico tentempié que uno imagina cuando lo que le apetece en un snack dulce o salado.

Y el yogur, por ejemplo, hoy en día puede esconder una enorme cantidad de azúcares añadidos (lo mismo sucede incluso con algunos “bio”).

Por eso quiero que conozca otras dos herramientas que marcarán un antes y después en su lucha contra los antojos y las ansias por comer.

Cuando las compulsiones alimentarias se suman a una adicción al azúcar en toda regla

Junto al vaso de agua, para mejorar su efecto saciante y conseguir mantener a raya esas ganas irrefrenables de un bocado a deshoras, lo mejor sería que tomase un par de complementos. Los recomienda el Dr. Pescatore en su protocolo, centrado en el control y la mejoría de la salud metabólica. Entre los muchos suplementos clave de los que habla yo quiero destacar estos dos porque, además, poseen un efecto sorprendente sobre los antojos, silenciándolos por completo. Por un lado está la L-glutamina, un aminoácido que el Dr. Pescatore considera una alternativa de primer orden para hacer frente a las compulsiones alimentarias y al mismo tiempo “la mejor arma para luchar contra una adicción al azúcar”. La L-glutamina trabaja sobre los impulsos ansiosos por comer inhibiendo la liberación de insulina. Esto ayuda a evitar los picos de glucosa en sangre (hiperglucemia) que, a menudo y paradójicamente, incitan a consumir una mayor cantidad de alimentos azucarados.

Pero asimismo ayuda a la transformación de la reserva hepática de glucosa en forma de glucógeno, liberándola al torrente sanguíneo y evitando, especialmente en pacientes diabéticos, las temidas crisis hipoglucémicas. De hecho, este aminoácido único es capaz incluso de sustituir al azúcar cuando el cuerpo realmente necesita energía.

En resumidas cuentas”, concluye el Dr. Pescatore, “la L-glutamina asegura que su nivel de azúcar en sangre nunca baje tanto como para que su cuerpo tenga que presionar el ‘botón de pánico’ por una crisis hipoglucémica. Yo recomiendo 500 mg de L-glutamina 3 veces al día o cada vez que el antojo aparezca”.

El oligoelemento perfecto para los pacientes con compulsiones alimentarias y diabetes

Por otro lado, en lo alto de la lista de complementos del Dr. Pescatore para la salud metabólica se encuentra un oligoelemento específico: el cromo. Y, como el propio médico apunta, no ocupa ese lugar por azar. Según él, el cromo es vital para la regulación de azúcar en sangre, lo que lo convierte en un complemento ideal para diabéticos. Y muy especialmente para aquellos que sufren frecuentes crisis hipoglucémicas debido a excesos en la administración de insulina o en la toma de antidiabéticos orales.

De hecho”, explica el Dr. Pescatore, “un estudio realizado con población de avanzada edad halló que en pacientes diabéticos una suplementación regular a base de cromo ayuda a moderar la intolerancia a la glucosa, a mejorar los resultados de HbA1c [hemoglobina glicosilada] y a bajar el colesterol y el nivel de triglicéridos”.

Y un “extra” de este oligoelemento: frena los antojos tanto de azúcar como de otro tipo de alimentos.

Ahora bien, dada la dificultad de conseguir ese nutriente a través de los alimentos, el Dr. Pescatore recomienda tomarlo en forma de complemento: “Mi recomendación son 200 mcg de cromo 3 veces al día”.

Regule sus antojos… ¡y su peso!

Con estas sencillas pautas, completamente asequibles, usted se encaminará hacia un mejor control de sus antojos y sus ansias por comer, pero también hacia una buena salud metabólica y hacia un peso óptimo.

Si quiere saber más sobre cómo regular su nivel de azúcar en sangre, controlar mejor su salud metabólicaperder peso y luchar contra la diabetes y la prediabetes, le recomiendo que vea este vídeo sobre el “Protocolo Antidiabetes y de reparación metabólica del Dr. Pescatore”, disponible por primera vez en nuestro país.

En Tener S@lud estamos entusiasmados de poner a disposición de nuestros lectores esta fantástica herramienta de aprendizaje online con la que el Dr. Pescatore ha logrado resultados asombrosos en Estados Unidos.

P.D.: Mensaje de Lucía Crespo, Responsable de Atención al Cliente

Estimado Lector,

Le mentiría si le dijese que no lo esperaba: el Protocolo Antidiabetes del Dr. Pescatore está teniendo un gran éxito. El resultado es que las 100 plazas de reserva de que las que disponemos al precio especial de preventa de 149 euros se están agotando.

Son muchos los lectores que ya han reservado su protocolo al increíble precio de lanzamiento de 149 euros (cuando su precio normal es de 189).

Por eso le animo a que también usted haga su reserva cuanto antes y no se pierda la estrategia definitiva para prevenir y revertir totalmente la diabetes.

Para su tranquilidad, puede hacerlo ahora en este enlace si lo desea:

Sí, quiero reservar ya mi Protocolo Antidiabetes en unas condiciones únicas.

Tan pronto esté listo el protocolo se lo comunicaremos y en ese momento ya podrá acceder a él.

Fuentes:

  1. “Just add water? New MRI technique shows what drinking water does to your appetite, stomach and brain”. Society for the Study of Ingestive Behavior, 7/12/16. ssib.org/web/press2016.php.

Comentarios 0 comentarios