Reciba nuestro e-letter gratuito

El té verde también ayuda a prevenir la demencia

Compartir

Un reciente estudio(1) propone un nuevo enfoque para prevenir el riesgo de demencia incluso a 15 años vista: hacer ejercicio físico, seguir un entrenamiento cognitivo, adoptar la dieta mediterránea… y tomar té verde.

El té verde, y más en concreto uno de sus componentes, la epi­galocatequina galato (EGCG), es la principal novedad que propone esta investigación. Se trata de un compuesto que se ha demostrado mejora la plasticidad sináptica, es decir, la conexión entre las neuronas.

El principal objetivo de este estudio era dar con un tratamiento no farmacológico que ayudara a prevenir el deterioro cognitivo a través de simples cambios en el estilo de vida.

Ya se sabía que el ejercicio, tanto físico como cognitivo, así como una alimentación saludable, era una medida muy adecuada, pero ahora se une el té verde. De este modo, añade la protección neurológica a su larga lista de propiedades para prevenir todo tipo de patologías: diabetes, cáncer, enfermedades cardiovasculares, estrés, procesos inflamatorios…

 

Fuentes:

  1. Fundación Pascual Maragall. Estudio PENSA para la prevención del deterioro cognitivo. 2019.

Comentarios 0 comentarios