Las personas que presentan un bajo nivel de vitamina D tienen un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Un nuevo estudio realizado en Estados Unidos confirma esta relación (1).

 

El estudio duró 12 años y contó con 903 adultos, todos ellos sin antecedentes de diabetes ni otras patologías asociadas a la enfermedad. Los participantes realizaron cuestionarios sobre hábitos saludables, fueron sometidos a evaluaciones antropomórficas y les realizaron análisis para conocer su nivel de vitamina D en sangre. Además, cada 2 años tenían que hacerse pruebas de glucosa en ayunas para determinar la evolución de su estado de cara a una posible diabetes.

 

La conclusión fue que las concentraciones de vitamina D superiores a 30 ng/ml conllevan una reducción significativa del riesgo de desarrollar diabetes. En concreto observaron que, por cada 10 ng/ml de más en la concentración de vitamina D en sangre, siempre partiendo de los 30 ng/ml recomendables, hay un 36% menos de riesgo de diabetes.

 

Fuentes:

  1. Sue K. Park, Cedric F. Garland, Edward D. Gorham, Luke BuDoff, Elizabeth Barrett-Connor: “Plasma 25-hydroxyvitamin D concentration and risk of type 2 diabetes and pre-diabetes: 12-year cohort study”. PLoS One. Abril 2018.