Día Mundial contra el Cáncer, Día Mundial de las Enfermedades Raras, Día Mundial de la Hipertensión… y así hasta más de 100 “Días Mundiales” relacionados con la salud y las diferentes patologías. Ante la proliferación de estas “celebraciones”, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha solicitado que se evalúe su efectividad y se propongan otras alternativas, ya que el gasto que estos eventos ocasiona no siempre se ve compensado por los beneficios(1).

Con estos “Días de…” ante todo se busca una mayor visibilidad y sensibilización frente a las enfermedades, muchas de ellas poco conocidas por el gran público, así como la movilización de más recursos médicos y el inicio de nuevas investigaciones.

El problema es que actualmente no existen sistemas de medición capaces de precisar los resultados de cada campaña. Como consecuencia los costes que supone la celebración de actividades y charlas donde cada “Día de…” genera importantes gastos (entre 90.000 y 900.000 solo en las diferentes regiones de España), tal vez no sirvan para nada, según advierte la OMS.

 

Fuentes:

  1. 144º Consejo Ejecutivo de la OMS (Organización Mundial de la Salud). 24 de enero – 1 de febrero Ginebra.