Los alimentos de elevado índice glucémico (IG) aumentan el riesgo de cáncer, en especial el colorrectal, de mama y de endometrio. Así lo asegura el metaanálisis realizado en base a diferentes estudios sobre la prevención del cáncer a través de la alimentación(1).

Dentro de los alimentos con un alto índice glucémico la alimentación occidental es rica en féculas muy refinadas: el pan, las pastas, las harinas, las sémolas y el arroz cuando son blancos, las patatas, muchos cereales de desayuno, la bollería industrial, las galletas, etc.

Todos estos alimentos destacan por tener un elevado IG, es decir, que sus glúcidos (azúcares) pasan rápidamente a la sangre, lo que produce picos de insulina (hormona encargada de transportar el azúcar) y a su vez activa los factores de crecimiento, incluidos el de los tumores.

 

Fuentes:

  1. Sieri S, Krogh V. “Dietary glycemic index, glycemic load and cancer: an overview of the literature Epidemiology and Prevention”. Unit, Fondazione IRCCS Istituto Nazionale dei Tumori.