La revisión de 1.034 artículos que relacionan el uso de teléfonos móviles con el riesgo de padecer cáncer(1) ha confirmado que sí existe una asociación entre la radiofrecuencia emitida por estos aparatos y los tumores.Además, los encargados de la revisión señalan que existe un mayor riesgo de desarrollar cáncer si se superan las 1.640 horas de uso del móvil al año (aproximadamente unas 4 horas diarias). Y con respecto al cáncer má

s propenso a desarrollarse debido a este uso continuado, la mayoría de los estudios indican que el cerebro es el órgano más afectado, ya que es la parte del cuerpo que está más cerca del dispositivo cuando se utiliza.

Pero el cerebro no sería el único órgano con riesgo de desarrollar un tumor por culpa del móvil. Por ejemplo, las ondas de radiofrecuencia de baja potencia también serían responsables de tumores en las glándulas salivales si se superaran las 1.348 horas de llamadas al año.