Reciba nuestro e-letter gratuito

Cómo hacer gominolas caseras saludables

Compartir

No todas las chucherías son malas. De hecho, algunas son incluso beneficiosas para la salud. Le damos la receta de unas gominolas muy fáciles de preparar y repletas de vitaminas.

Es probable que más de uno se sorprenda con lo que está a punto de leer pero, después de haber investigado arduamente sobre el tema y de consultarlo con todos los expertos a mi alcance, hoy voy a recomendarle que… ¡coma chucherías!

Se lo digo muy en serio.

Solo con una condición: que sean de un tipo de gominolas muy concreto.

Gominolas caseras repletas de colágeno y vitamina C

Ositos, gomas a base de gelificante… Por increíble que parezca, no es tan complicado encontrar dulces que no solo no son malos para la salud, sino que por el contrario ¡son saludables!

Muchas gominolas veganas son un buen ejemplo de ello, pero también las que usted mismo va a poder preparar en su propia casa gracias a la receta que encontrará disponible a continuación, en este mismo e-mail.

¡Una idea fácil y cargada de nutrientes que hará sus delicias, pero también las de sus nietos cuando vayan de visita!

Y es que:

  • La consistencia gelificada de estas gominolas se debe a la presencia de gelatina de colágeno de alta calidad, el mismo que se encuentra en muchos complementos nutricionales para las articulaciones, los huesos y la piel.

En este sentido no hay que olvidar que el colágeno es una sustancia esencial para el mantenimiento del esqueleto, los músculos, los tendones, los ligamentos y la piel.

De hecho, el 30% de las proteínas del cuerpo están compuestas de él.

Y por aportar otro dato: un pequeño estudio demostró que comer 10 g de colágeno al día durante 6 meses mejora el estado del cartílago de la rodilla. (1)

Pues bien, unas gominolas naturales que contengan colágeno concentrado y en gran cantidad pueden aportar casi el mismo volumen que el mejor caldo de huesos de la abuela.

  • Su toque picante se relaciona con un elevado contenido en ácido ascórbico, que no es más que otro nombre de la vitamina C. ¡Es decir, que pueden ser un impulso enorme al sistema inmunitario, como un delicioso vitamínico!
  • Por otro lado, el sabor dulce proviene de sus elevadas cantidades de xilitol o maltitol, que son azúcares que en realidad el cuerpo humano no llega a absorber y, por tanto, no tienen efecto sobre el azúcar en la sangre (glucemia). En otras palabras: unas buenas gominolas “bio” no aportan calorías vacías.
  • Finalmente, su color puede ser más suave que el de las comerciales, pero eso es señal inequívoca de que proviene de extractos de fruta natural, las cuales a su vez aportarán otros nutrientes beneficiosos como antocianósidos y antioxidantes.

Elabore sus propias gominolas saludables en casa

Para preparar sus propias gominolas naturales, como ingredientes necesita:

– 200 g de fruta fresca orgánica (previamente licuada).

– 24 g ó 3 cucharadas de gelatina “bio” sin sabor (en polvo).

– 1 cucharadita de estevia ó 2 cucharadas de miel.

– El zumo de ½ limón.

– 100 g de colágeno hidrolizado.

Para elaborarlas, mezcle la fruta licuada y la gelatina en polvo en una olla a fuego lento. Deje reposar, para que el polvo absorba bien en líquido, y después comience a remover suavemente, hasta conseguir una mezcla lo más homogénea posible.

A continuación agregue a la mezcla el colágeno hidrolizado, el zumo de limón y la estevia (o, en su defecto miel).

Una vez esté todo bien integrado, retire del fuego y vierta en pequeños moldes.

Bastará con que la mezcla luego refrigere durante unas 3 ó 4 horas y… ¡gominolas listas para comer!

Una advertencia importante

Con frecuencia el problema que rodea a los dulces de este y otros tipos es que se consumen para paliar cierta ansiedad, fuera de las comidas y, en algunos casos, sin control.

Y, por supuesto, incluso las más saludables gominolas son nocivas para la salud si se consumen de ese modo.

Por eso mi consejo es que las limite a ciertas ocasiones especiales:

  • Como final de la merienda cuando sus nietos le visiten, por ejemplo.
  • Como broche de una comida especial (y por supuesto equilibrada).

Y bastará con que coma cada vez 4 ó 5 pequeñas piezas.

No olvide las sabias palabras de Aristóteles: “en el equilibrio está la virtud”.

No se trata de negarse un capricho de vez en cuando, ¡pero sí de ser conscientes de que lo es!

¿Quiere conocer más recetas fantásticas como esta? Puede aprovechar ahora y suscribirse a Salud AlterNatura a un precio excepcional. 32 páginas repletas de la mejor información sobre salud natural, incluidas indicaciones para elaborar usted mismo todo tipo de preparados, directamente a su casa cada mes. Aquí puede pedirla.  

 

Fuentes

  1. McAlindon TE, Nuite M, Krishnan N, Ruthazer R, Price LL, Burstein D, Griffith J, Flechsenhar K. “Change in knee osteoarthritis cartilage detected by delayed gadolinium enhanced magnetic resonance imaging following treatment with collagen hydrolysate: a pilot randomized controlled trial”. Osteoarthritis Cartilage. 2011 Apr;19(4):399-405. Epub 2011 Jan 18. PMID: 21251991.

Comentarios 0 comentarios