Un reciente estudio(1) ha confirmado que el THC (tetrahidrocannabinol), uno de los principales componentes del cannabis, alivia considerablemente los síntomas de la endometriosis. Se trata de una enfermedad crónica por la que el endometrio (el revestimiento interno del útero) crece fuera de su cavidad, lo que además de dolor puede conllevar infertilidad, depresión e incluso deterioro cognitivo.

Las mujeres que sufren este trastorno suelen someterse a tratamientos hormonales o incluso a cirugía, pero estas soluciones no siempre son efectivas, además de que pueden acarrear graves efectos secundarios. De ahí que se hayan investigado otras alternativas, y una que parece ofrecer resultados muy prometedores es el THC.

De momento se ha probado en roedores hembra, a las que durante 28 días dieron una dosis diaria de THC de 2 mg por kg de peso. Este tratamiento no solo disminuyó el dolor pélvico, sino que también evitó el deterioro cognitivo, a diferencia de las que no habían tomado los cannabinoides. Y, por si esto fuera poco, en las tratadas con el THC se había reducido el volumen de los tejidos endometriales.

Fuentes:

  1. Alejandra Escudero-Lara, Josep Argerich, David Cabañero Is a corresponding author, Rafael Maldonado: “Disease-modifying effects of natural 9-tetrahydrocannabinol in endometriosis-associated pain”. eLIFE. 2020.