Los cambios de hábitos durante las vacaciones aumentan el riesgo de alergias alimentarias

Compartir

Las alergias alimentarias han aumentado en los últimos años, especialmente entre los niños. Se estima que el 8% de los niños españoles las sufren, siendo los alérgenos más habituales la leche de vaca, el huevo, los frutos secos y el pescado(1).

Pues bien, numerosos expertos alertan de que en verano, y especialmente en vacaciones, aumenta el riesgo de sufrir reacciones alérgicas debido a los cambios de hábitos alimenticios que tienen lugar en estos meses. Y es que en esta época es más habitual comer fuera de casa (restaurantes, chiringuitos, bares…) y no en todos se especifican los ingredientes de los platos.

Por último, recuerde el riesgo que entrañan las denominadas “alergias cruzadas”, por las que una persona que reacciona ante un alérgeno concreto también puede hacerlo con una sustancia que tiene una estructura proteica similar. Por ejemplo, si se tiene alergia a los cacahuetes, también puede serlo a otras leguminosas como los garbanzos, las lentejas o las judías.

Fuentes

1. Marta Vázquez-Ortiz: Grupo de Trabajo de Alergia en el Adolescente de la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP). 2022.


Comentarios 0 comentarios