La zumba es una de las actividades deportivas de moda, al combinar el ejercicio físico con la diversión que implica el baile. Pero ahora un equipo de científicos de la Universidad de Granada(1) ha confirmado que también mejora la calidad de vida de aquellas personas que la practican, especialmente en lo que se refiere al aspecto emocional de la salud.

En el estudio se valoraron los beneficios de bailar zumba, tanto a corto como a medio plazo. Para ello se reunió a 60 trabajadores de la universidad con una media de edad de 40 años, quienes practicaron al finalizar la jornada laboral esta actividad durante cinco semanas, con tres sesiones de una hora a la semana.

Observaron así que esta actividad aumentaba significativamente la calidad de vida de los participantes y en todos sus aspectos (físico, emocional, social y de estado de salud en general), aunque destacó la dimensión emocional. Además, estos beneficios se seguían observando pasados dos meses.

Fuente:

  1. Yaira Barranco-Ruiz, Sandra Mandic, Susana Paz-Viteri, Marcela Guerendiain, FaustoVinicio Sandoval y Emilio Villa-González: “A short dance-exercise intervention as a strategy for improving quality of life in inactive workers”. Health Education Journal. 2017.