Un estudio realizado por varias universidades españolas ha demostrado que la melatonina ayuda a proteger la salud cerebral a medida que se envejece, lo que permitiría reducir el riesgo de enfermedades neurodegenerativas como la demencia o el alzhéimer(1). Y en el caso de que la persona ya esté afectada por ellas, también protege de la degeneración neuronal.

Para comprobar la efectividad de la melatonina los investigadores realizaron un experimento con dos grupos de ratones: los del primero estaban sanos y los del segundo sufrían la enfermedad de Alzheimer. Ambos grupos recibieron una dosis diaria de melatonina durante 6 meses. Pasado ese tiempo los ratones mostraron una mejoría en su comportamiento y aprendizaje, estando menos ansiosos.

Además, se observó que la melatonina también ayudaba a reducir la inflamación, que es otra de las características de la demencia y el alzhéimer a medida que avanzan estas enfermedades. No obstante, los investigadores señalan que es necesario llevar a cabo más estudios clínicos y que éstos se realicen en personas para poder confirmar así sus beneficios a largo plazo.

 

Fuentes:

  1. Rubén Corpas, Christian GriñánFerré, Verónica PalomeraÁvalos, David Porquet, et al.: “Melatonin induces mechanisms of brain resilience against neurodegeneration”. Journal of Pineal Research. 2018.