Seguramente haya oído hablar de la cúrcuma (Curcuma longa) y sepa que el éxito de esta planta se asocia a la curcumina, una sustancia activa a la que se atribuyen más de 600 beneficios para la salud, como su acción antiinflamatoria y antioxidante. (1)

Pero seguro que lo que estoy a punto de contarle le asombrará.

Y es que la curcumina solo representa el 3% de la raíz de la cúrcuma. Sin embargo, las propiedades de esta planta, utilizada desde hace miles de años en la medicina tradicional india, no se encuentran solo en la curcumina.

Hay mucho más en el 97% restante y, si tiene un momento, me gustaría explicárselo.

Más allá de la curcumina

La cúrcuma rebosa de sustancias activas muy diferentes entre sí que actúan en sinergia.

Y lo que es todavía mejor, por primera vez un laboratorio ha conseguido reunir todas las sustancias activas de la cúrcuma en una única fórmula. Es decir, que mientras la inmensa mayoría de complementos a base de cúrcuma que se pueden encontrar en el mercado solo proporcionan principios activos relacionados con la curcumina, el complemento del que voy a hablarle abarca mucho más, lo que significa más eficacia y beneficios para su salud.

Como seguidamente le explicaré, no se trata simplemente de una nueva forma de curcumina, sino de un producto realmente extraordinario, que ha sido desarrollado para permitir que la cúrcuma, y no solo la curcumina, libere por fin toda su fuerza.

Pero permítame contarle más y comprenderá todo lo que esta fórmula puede hacer para poner coto a los procesos inflamatorios que están en el origen de múltiples problemas de salud, además de otros muchos beneficios.

La medicina ayurvédica ya lo había entendido

La cúrcuma se utiliza desde hace miles de años en la Ayurveda, la medicina tradicional de la India.

Para esta ciencia ancestral, el conjunto de la planta siempre será más beneficioso que una de sus partes. Se trata de una visión “holística” del uso de las plantas.

Para nosotros, en Occidente, es todo lo contrario. Las plantas son disecadas para separar y purificar las sustancias activas.

Por eso, cuando los científicos occidentales se interesaron por la cúrcuma, rápidamente identificaron y aislaron la famosa molécula que posteriormente se llamaría “curcumina”.

Sus propiedades beneficiosas eran tan importantes que en seguida se la consideró como la única sustancia activa de la cúrcuma. Nadie se molestó en seguir buscando. (2)

Después, todo se desarrolló muy rápido.

Se registraron patentes y la industria farmacéutica incluso intentó (en vano) obtener la exclusividad sobre esta molécula.

Se realizaron miles de estudios científicos únicamente sobre esta sustancia activa.

Sin embargo, fue un grave error, porque no solo hay curcumina en la cúrcuma.

Hasta hoy, habíamos avanzado con una venda en los ojos. Pero, por suerte, nos la hemos quitado.

Las 3 partes activas de la cúrcuma

Lo que voy a contarle ahora puede parecerle un tanto técnico, pero es fundamental para comprender por qué nuestros conocimientos sobre la cúrcuma están a punto de verse alterados.

La raíz de la cúrcuma contiene en realidad 3 partes principales compuestas de sustancias activas diferentes. Le explico:

  • La parte nº 1, que es la que probablemente ya conozca. Se trata de un conjunto de moléculas llamadas “curcuminoides”, a la cabeza de las cuales está la famosa curcumina, que representa el 80% del total de curcuminoides.
  • La parte nº 2, que contiene otra familia de moléculas llamadas “turmero-sacáridos”. E investigaciones muy recientes han demostrado que son aún más eficaces para las articulaciones que la curcumina misma.
  • La parte nº 3, es la más misteriosa y la más potente. Posee un intenso olor a especias y madera. Es líquida, fuertemente concentrada en sustancias activas volátiles tales como la turmerona, el zingibereno, el frenaldreno, el borneol y el curcumeno, entre otras. Se trata del aceite esencial de cúrcuma. (4)

3 veces más eficaz para controlar la inflamación

Utilizada correctamente, la cúrcuma tendría la capacidad de controlar de forma natural una nueva dolencia sobre la que los profesionales de la salud llevan años dando la voz de alarma y que afecta a todos los países desarrollados: la inflamación crónica.

Esta enfermedad aparece cuando nuestro sistema inmunitario pone en marcha un proceso de inflamación con la intención de frenar el avance de un daño pero no se extingue pasado un determinado tiempo y persiste más allá de lo necesario.

En este caso, el propósito reparador de la inflamación desaparece y se vuelve destructiva.

Por eso, esta enfermedad está considerada la causa fundamental de la mayor parte de los problemas de salud: artrosis, desórdenes digestivos, enfermedades cardiovasculares y memoria.

Durante largo tiempo, los investigadores pensaron que la capacidad de la cúrcuma para luchar contra la inflamación se debía únicamente a la curcumina, ignorando el resto.

Es cierto que la curcumina tiene un papel principal, pues es capaz de bloquear la producción de moléculas como las prostaglandinas y el factor de necrosis tumoral alfa (TNF-α), implicadas en la inflamación crónica. (4)

Pero no es, ni de lejos, la única.

Los turmero-sacáridos también serían capaces de contener la inflamación, estimulando la producción de interleucina IL-10, conocida por su papel antiinflamatorio. (5)

El aceite esencial de cúrcuma tendría también esa capacidad de dominar la respuesta inflamatoria gracias a sus propiedades antioxidantes. (6)

Ya ha aliviado a miles de personas

Al aprovechar juntas las tres partes activas de la cúrcuma, se emplean todos los beneficios de esta increíble planta. Así, no solo ayuda a regular el estado inflamatorio del organismo para conservar la salud, sino que también alivia determinados trastornos muy frecuentes.

Como prueba de estas increíbles propiedades existen centenares de publicaciones. Voy a proporcionarle algunos ejemplos:

  • Movilidad articular: en 2016, un gran estudio realizado con 160 voluntarios mostró que la curcumina contribuye a mantener la flexibilidad de las articulaciones. También mostró que los turmero-sacáridos aliviarían la sensibilidad articular en un 86´2% de las personas que la consumieron durante 42 días. Por último, el aceite esencial de cúrcuma permitiría controlar la inflamación en el interior de las articulaciones. (7) (8) (9)
  • Bienestar digestivo: durante un estudio clínico realizado con 207 personas, la curcumina se reveló eficaz para facilitar la digestión en un 67% de los casos. Los turmero-sacáridos ayudan a mantener la salud del hígado, contribuyendo a un bienestar digestivo global. (10) (11)
  • Salud cardiovascular: también se ha demostrado que la curcumina refuerza la función cardíaca y la circulación sanguínea. Además, el aceite esencial de cúrcuma contribuiría a reducir la acumulación de colesterol en las células, favoreciendo así la salud cardiovascular. (12) (13) (14)
  • Equilibrio mental: la curcumina favorecería un buen equilibrio mental, al igual que los turmero-sacáridos, eficaces en caso de tener la moral baja. También el aceite esencial de cúrcuma ayuda al funcionamiento del sistema nervioso. (15) (16) (17)
  • Inmunidad: la curcumina y los turmero-sacáridos contribuyen al mantenimiento de las defensas naturales y el aceite esencial de cúrcuma es conocido por proteger las vías respiratorias. (18) (19) (20)

Por primera vez encontrará las 3 partes integradas

CurQMax-3 es el nombre de la nueva fórmula de la que hoy quería hablarle, que ha sido desarrollada por el laboratorio Cell´innov, y que reúne por primera vez las tres partes activas de la cúrcuma en un mismo complemento.

  • Contiene una curcumina biodisponible llamada CurQfen. Volveré sobre ello un poco más adelante, pero sepa que esta curcumina posee una biodisponibilidad 270 veces superior a la de la curcumina estándar.
  • Incluye un extracto concentrado en turmero-sacáridos que ha sido objeto de varios estudios clínicos muy recientes, un ingrediente que no encontrará en ningún otro complemento de cúrcuma. (21)
  • Le aporta, además, el aceite esencial de cúrcuma para una acción global.

En su calidad de fiel lector, usted forma parte de las primeras personas que va a poder acceder a este nuevo producto. Se trata de una fórmula ultra innovadora y usted tiene hoy la oportunidad de conseguirla.

Las extraordinarias propiedades de la cúrcuma

Para mí, la cúrcuma es una excelente opción como complemento ya que:

→ Le ayudará a contener la inflamación que se instala progresivamente en su cuerpo al cabo de los años y que le quema desde el interior.

→ Actua simultáneamente sobre las articulaciones, los huesos y los músculos . Podrá por fin subir las escaleras sin apretar los dientes y redescubrirá el placer de la marcha y los juegos en familia.

→ Alivia su sistema digestivo y su hígado. Ya no tendrá miedo de retorcerse de dolor después de un pequeño desliz alimenticio.

→ Ayudará a su corazón. Usted pondrá así todo de su parte para conservar un corazón robusto y a pleno rendimiento por muchos años.

→ Aliviará su estrés diario,  sentiéndose más animado en todo momento.

→ Estimulará sus defensas naturales para que se mantenga en plena forma frente a las infecciones de forma natural.

El complemento que saca todo el potencial de la cúrcuma

Existe un número impresionante de productos en el mercado que contienen cúrcuma. Y soy consciente de que a veces es difícil orientarse y saber cuál elegir.

Lo primero que se debe hacer es verificar que el producto contiene curcumina biodisponible en cantidades adecuadas.

En esta fórmula de la que hoy le hablo han utilizado una nueva forma de curcumina encapsulada en fibras naturales provenientes de otra planta, el fenogreco (de hecho, es de éste del que proviene el nombre del nuevo ingrediente llamado “CurQfen”).

Un estudio realizado con 50 voluntarios ha mostrado que se trata de la única curcumina en el mundo que le garantiza una biodisponibilidad 270 veces superior. Con ello mejora mucho la absorción intestinal. (22)

Pero los investigadores han ido aún más lejos. Han demostrado que gracias a este ingrediente la curcumina permanece más tiempo en el organismo bajo su forma activa.

Así, los investigadores han podido determinar que CurQfen asegura una bioeficacia 45´5 veces superior a la curcumina estándar. La fórmula le aporta cada día 500 mg de CurQfen, que es la dosis eficaz utilizada en dos estudios clínicos. (23) (24)

Pero seamos claros, CurQMax-3 no es tan sólo una nueva curcumina mejor que las demás. Es mucho más que eso.

¿De qué está compuesto?

CurQMax 3 es el todo en uno de la cúrcuma. No solo se trata de una dosis eficaz de curcumina biodisponible, sino también todas las demás sustancias activas de la cúrcuma.

En concreto, los componentes solubles en agua que también presentan efectos fisiológicos. La ciencia pone ahora a su disposición un ingrediente distinto a los curcumoides (llamado turmacin), que brinda beneficios adicionales para la salud articular y la disminución del dolor gracias a la presencia de polisacárdios bioactivos (turmero-sacáridos). Sin olvidar la combinación con su aceite esencial y sus potentes sustancias volátiles que refuerzan más y más todos los beneficios descritos, desde la acción antiinflamatoria, antioxidante e inmunitaria hasta su acción anticáncer. (25) (26) (27) (28)

La fórmula le aporta cada día 500 mg de CurQfen en la dosis recomendada de 4 cápsulas al día, con una estandarización al 35% en curcumoides. Además de 1.000 mg de turmacin titulado al 12,5% en turmero-sacáridos y 20 mg de aceite esencial de cúrcuma, donde el 45% son turmeronas, principal principio activo de esta fracción. Todos ellos extractos naturales cultivados en la India, la cuna de la cúrcuma.

Esta maravilla del Ayurveda ha demostrado ser segura para la salud en adultos sanos en las dosis recomendadas, y su acción polivalente puede aplicarse a la prevención y mejora de muchas patologías crónicas (inflamación, salud cardiovascular, inmunidad, salud cerebral, antienvejecimiento, cáncer…), en especial cuando hablamos de un producto con tan elevada biodisponibilidad.

Este complemento es capaz, por fin, de sacar todo el potencial a una planta que llevamos años infrautilizando.

Para una mejor eficacia le recomiendo tomar 2 cápsulas por la mañana y 2 cápsulas por la noche, junto con las comidas.

Le invito a experimentar todas sus sorprendentes propiedades pidiéndolo aquí.

P.D.: Este complemento es beneficioso para todo el mundo. Sólo debe tener precaución y consultar a su médico en caso de embarazo y lactancia, si está tomando anticoagulantes o si presenta úlceras gástricas o propensión a los cálculos biliares donde no está recomendado. ¡Pídalo aquí!

Fuentes:

  1. Susan J. Hewlings and Douglas S. Kalman. Curcumin: A Review of Its’ Effects on Human Health. Foods. 2017 Oct; 6(10): 92.
  2. Betül Kocaadam et Nevin Şanlier, « Curcumin, an active component of turmeric (Curcuma longa), and its effects on health », Critical reviews in food science and nutrition 57, no 13 (2017): 2889–2895.
  3. Marínela Barrero y Rafael J. Carreño. EVALUACIÓN DE LOS ACEITES ESENCIALES DE LA CÚRCUMA CULTIVADA EN VENEZUELA. Agronomía Tropical 50(1):67-81. 2000 
  4. S. Julie et M. T. Jurenka, « Anti-inflammatory properties of curcumin, a major constituent », Alternative medicine review 14, no 2 (2009).
  5. Chinampudur V. Chandrasekaran et al., « Immune-stimulatory and anti-inflammatory activities of Curcuma longa extract and its polysaccharide fraction », Pharmacognosy Research 5, no 2 (2013): 71.
  6. Vijayastelter B. Liju, Kottarapat Jeena, et Ramadasan Kuttan, « An evaluation of antioxidant, anti-inflammatory, and antinociceptive activities of essential oil from Curcuma longa. L », Indian journal of pharmacology 43, no 5 (2011): 526.
  7. Shobhit Srivastava et al., « Curcuma longa extract reduces inflammatory and oxidative stress biomarkers in osteoarthritis of knee: a four-month, double-blind, randomized, placebo-controlled trial », Inflammopharmacology 24, no 6 (2016): 377–388.
  8. K. Madhu, K. Chanda, et M. J. Saji, « Safety and efficacy of Curcuma longa extract in the treatment of painful knee osteoarthritis: a randomized placebo-controlled trial », Inflammopharmacology 21, no 2 (2013): 129–136.
  9. )Janet L. Funk et al., « Anti-arthritic effects and toxicity of the essential oils of turmeric (Curcuma longa L.) », Journal of agricultural and food chemistry 58, no 2 (2009): 842–849.
  10. Rafe Bundy et al., « Turmeric extract may improve irritable bowel syndrome symptomology in otherwise healthy adults: a pilot study », Journal of Alternative & Complementary Medicine 10, no 6 (2004): 1015–1018.
  11. Lalitha Subramanian et R. Selvam, « Prevention of CCI4—Induced hepatotoxicity by aqueous extract of turmeric », Nutrition Research 19, no 3 (1999): 429–441.
  12. Wanwarang Wongcharoen et al., « Effects of curcuminoids on frequency of acute myocardial infarction after coronary artery bypass grafting », The American journal of cardiology 110, no 1 (2012): 40–44.
  13. Nobuhiko Akazawa et al., « Curcumin ingestion and exercise training improve vascular endothelial function in postmenopausal women », Nutrition research 32, no 10 (2012): 795–799.
  14. Vishal Singh et al., « Curcuma oil attenuates accelerated atherosclerosis and macrophage foam-cell formation by modulating genes involved in plaque stability, lipid homeostasis and inflammation », British Journal of Nutrition 113, no 1 (2015): 100–113.
  15. Katherine HM Cox, Andrew Pipingas, et Andrew B. Scholey, « Investigation of the effects of solid lipid curcumin on cognition and mood in a healthy older population », Journal of psychopharmacology 29, no 5 (2015): 642–651. 
  16. Z. F. Yu, L. D. Kong, et Y. Chen, « Antidepressant activity of aqueous extracts of Curcuma longa in mice », Journal of Ethnopharmacology 83, no 1‑2 (2002): 161–165.
  17. Priyanka Rathore et al., « Curcuma oil: reduces early accumulation of oxidative product and is anti-apoptogenic in transient focal ischemia in rat brain », Neurochemical research 33, no 9 (2008): 1672–1682.
  18. Sini Antony, R. Kuttan, et G. Kuttan, « Immunomodulatory activity of curcumin », Immunological investigations 28, no 5‑6 (1999): 291–303.
  19. Grace GL Yue et al., « Immunostimulatory activities of polysaccharide extract isolated from Curcuma longa », International journal of biological macromolecules 47, no 3 (2010): 342–347.
  20. P. S. Negi et al., « Antibacterial activity of turmeric oil: a byproduct from curcumin manufacture », Journal of agricultural and food chemistry 47, no 10 (1999): 4297–4300.
  21. Velusami CC, Boddapati SR, Hongasandra Srinivasa S, Richard EJ, Joseph JA, Balasubramanian M, Agarwal A Safety evaluation of turmeric polysaccharide extract: assessment of mutagenicity and acute oral toxicity. Biomed Res Int. 2013;2013:158348. doi: 10.1155/2013/158348. Epub 2013 Dec 17.
  22. Dinesh Kumar et al., « Enhanced bioavailability and relative distribution of free (unconjugated) curcuminoids following the oral administration of a food-grade formulation with fenugreek dietary fibre: A randomised double-blind crossover study », Journal of Functional Foods 22 (2016): 578–587.
  23. Marilyn S. Campbell et al., « Responsiveness to curcumin intervention is associated with reduced aortic stiffness in young, obese men with higher initial stiffness », Journal of Functional Foods 29 (2017): 154–160.
  24. Naveen T. Krishnareddy et al., « A novel curcumin-galactomannoside complex delivery system improves hepatic function markers in chronic alcoholics: A double-blinded, randomized, placebo-controlled study », Hindawi BioMed Research International 2018, no ID9159281 (s. d.): 1‑10.
  25. Mundkinajeddu, Deepak. (2016). Turmacin®- There is more to turmeric than just curcuminoids!.
  26. Bethapudi B, Murugan S, Illuri R, Mundkinajeddu D, Velusami CC. Bioactive Turmerosaccharides from Curcuma longa Extract (NR-INF-02): Potential Ameliorating Effect on Osteoarthritis Pain. Pharmacogn Mag. 2017 Oct;13(Suppl 3):S623-S627. doi: 10.4103/pm.pm_465_16. Epub 2017 Jul 18. 
  27. Dosoky, N.S.; Setzer, W.N. Chemical Composition and Biological Activities of Essential Oils of Curcuma Species. Nutrients 2018, 10, 1196.
  28. Xu, G.-L.; Geng, D.; Xie, M.; Teng, K.-Y.; Tian, Y.-X.; Liu, Z.-Z.; Yan, C.; Wang, Y.; Zhang, X.; Song, Y.; Yang, Y.; She, G.-M. Chemical Composition, Antioxidative and Anticancer Activities of the Essential Oil: Curcumae Rhizoma–Sparganii Rhizoma, a Traditional Herb Pair. Molecules 2015, 20, 15781-15796.