Un grupo de investigadores(1) ha observado que los pacientes con depresión pueden empeorar si no toman la medicación prescrita o si no se mantienen activos, pero también si tienen unos bajos niveles de vitamina D.

 

Para confirmar esta relación entre vitamina D y sus posibles beneficios para hacer frente a la depresión, llevaron a cabo un metaanálisis en el que se revisaron todos los estudios publicados entre 2011 y 2016, centrados en los suplementos de vitamina D y sus efectos en los tratamientos de la depresión.

 

El metaanálisis confirmó que la suplementación de vitamina D, partiendo de una dosis mínima de 5000 UI diarias, mejoraba los síntomas depresivos. Y además esta suplementación no tendría efectos secundarios, por lo que supone una estrategia eficaz que podría incluirse sin problema en todos los tratamientos de depresión.

 

Fuentes:

 

  1. Flaherty MA. P3-096: Vitamin D Supplementation and Depression: A Systematic Review and Meta-Analysis. Congreso Anual de la American Psychiatric Association(APA). Nueva York. 2018.