Gracias al desarrollo de nuevos métodos científicos, cada vez sabemos más sobre uno de los órganos más sorprendentes de nuestro cuerpo: el cerebro. Se ha descubierto así que hay ciertas regiones del cerebro que tardan años (y hasta décadas) en terminar de desarrollarse.

Esa región en concreto es la corteza visual, que es la zona del cerebro donde se procesa la visión, y que ahora se ha descubierto que no termina de “madurar” hasta llegar casi a los 40 años.

Se trata de una edad muy superior a lo que se creía hasta ahora, pues las anteriores investigaciones aseguraban que esta región del cerebro humano terminaba de desarrollarse en los primeros 6 años de vida.

Esto se debe a la neuroplasticidad del cerebro, que es la capacidad que tiene de regenerarse, independientemente de la edad que se tenga o de haber sufrido traumas. Una capacidad que confirma que, siempre y cuando se potencien y estimulen las conexiones nerviosas, la reserva cognitiva del cerebro mejorará día a día.

 

Fuente: Caitlin R. Siu, Simon P. Beshara, David G. Jones and Kathryn M. Murphy: “Development of Glutamatergic Proteins in Human Visual Cortex across the Lifespan”. Journal of Neuroscience. Junio 2017.