Hace unos años asistí a un retiro de yoga. Me encontraba en un momento de mi vida en el que necesitaba hacer un parón y coger fuerzas, y nada mejor que alejarme unos días de la rutina y el estrés.

Si no lo ha hecho nunca, le aseguro que es una experiencia de auténtico lujo. Y no porque lo fueran las instalaciones; el lujo era la desbordante naturaleza que nos rodeaba, las puestas de sol, las caminatas, los baños en el río, el silencio…

Y muy pronto descubrí que dentro del programa, de aparente sencillez, había algo que era pura exuberancia: la cocina, hasta el punto de que me vi esperando impaciente que llegara la hora del desayuno, del almuerzo y de la cena.

Comenzábamos el día con deliciosas leches vegetales (coco, arroz, avena, quinoa…), batidos verdes, puddings, tortitas y cremas vegetales melosas. Los almuerzos y las cenas eran un auténtico festival de gastronomía: increíbles ensaladas con sabrosos aderezos que jamás había probado antes, platos contundentes de proteínas (alubias en ensalada o en hamburguesa, falafels de garbanzos, lentejas…), dulces para chuparse los dedos (aún se me hace la boca agua recordando el crumble de manzana) y cenas compuestas de delicadas y sabrosas cremas, sopas, revueltos y crepes.

Y sí, lo ha adivinado: todo vegetal. En los fogones de aquel retiro de yoga debía estar sin duda un genio, y en seguida quise conocerle.

Era una mujer jovencísima, pero con un dominio del arte culinario realmente asombroso. Ahora que está tan de moda la gastronomía, pienso que alguien como ella debería tener un programa en prime time. ¡Ayudaría muchísimo a la gente a perder el miedo a las verduras y a alimentarse mejor!

Y es que le aseguro que en esos días no eché de menos la carne, el pescado y ni siquiera el jamón. Volví a casa nuevo, reparado, relajado y cargado de energía y vitalidad.

La persona que hace amar las verduras

Y de allí surgió algo más: una bonita amistad con aquella persona que se encontraba en la cocina, y que es de quien hoy quería hablarle.

Se llama Venu Sanz. Recuerde su nombre, porque cuando se haga famosa… ¡recuerde que yo fui el primero que le hablé de ella!

Charlamos bastante en el retiro de aquella ya lejana primavera, de lo humano y lo divino, como no podía ser menos cuando tienes el estómago lleno, el espíritu en paz, el cuerpo en plena forma, te rodea la naturaleza y tienes encima un cielo cubierto de estrellas e iluminado por la luna.

Venu sólo toma alimentos vegetales, pero al hablar sobre alimentación, me dijo algo que me pareció que estaba cargado de sabiduría: “Cada uno debe comer aquello que le haga feliz”.

Ella no siempre se alimentaba así. Su historia personal es también bastante curiosa.

Primero voy a ponerle una foto suya para que la conozca un poco mejor.

Tras unos años comiendo claramente mal (exceso de carnes, comida muy procesada…) y problemas de peso, cansancio y hasta de autoestima, Venu decidió que había llegado la hora de alimentarse mejor. Pero como suele ocurrir en la vida, los buenos propósitos chocan a veces con la realidad, y sus buenas intenciones de mejorar la alimentación se convertían en tristes platos de verdura hervida.

Cocinar y además enseñar a cocinar

Pero a grandes males, grandes remedios, y Venu convirtió en una pasión y hasta en su profesión lo que al principio era una preocupación (mejorar su alimentación). Se convirtió en chef de cocina y se dedicó a recorrer el mundo (ha vivido en México, Canadá y Brasil, además de viajar por Estados Unidos, India, recorrer Europa…), de forma que ha creado un estilo de cocina muy personal, basado en nuestra dieta mediterránea pero con interesantes influencias de la cocina oriental y de todos los lugares en los que ha estado.

Ahora entenderá mejor por qué en aquel retiro de yoga en el que la conocí descubrí que era posible hacer una cocina absolutamente voluptuosa con elementos exclusivamente vegetales.

¡Una especie de cocina fusión aplicada al mundo vegetal!

Pues bien, en este tiempo nunca hemos perdido el contacto. He visto cómo ha evolucionado en su profesión y cómo vive exactamente como a ella le gusta: al borde del mar, viviendo una vida tranquila y relajada centrada en lo que tanto le gusta hacer: cocinar y enseñar a cocinar a otros (pese a su juventud, ha formado a grandes chefs en técnicas de cocina vegetariana, además de a familias, y en este punto no estoy autorizado a dar nombres… pero le sorprendería ver quiénes han aprendido a comer mejor gracias a ella).

Hace unos meses Venu decidió dar un paso más a la hora de difundir su cocina y ha estado trabajando duro creando un curso online de forma que pueda llegar a mucha más gente.

Yo he tenido la suerte de vivir de cerca la elaboración del curso, e incluso de probar sus recetas y, más aún, hacerlas en mi casa para comprobar que están al alcance de cualquiera. Y le aseguro que es un curso espectacular, en el que Venu ha volcado todos sus años de experiencia, su formación y sus viajes y, sobre todo, su compromiso por llevar a los fogones una alimentación deliciosa y saludable y que cualquier persona pueda hacer. Sus platos saben a auténticas verduras, a dieta mediterránea, pero también a lejanas tierras, a amor por la cocina y a vida saludable.

Venu sabe que yo escribo en Tener S@lud, y que nuestros lectores son conscientes de que la nutrición es parte esencial de la buena salud, así como de que una buena alimentación pasa por priorizar los cereales integrales, las legumbres, la fruta y la verdura y limitar el consumo de alimentos de origen animal y los alimentos procesados.
Por eso, aprovechando mi confianza con ella, mi texto de hoy contiene un regalo. Un regalo para usted.

El regalo de Venu: un taller gratuito para comer mejor y más sano

Este regalo le va a venir de maravilla si usted es vegetariano. Pero también si usted es de los que piensa que las verduras son aburridas. Y a usted también si come de todo pero lleva un tiempo pensando que debería reducir su consumo de carne y dar más protagonismo a las legumbres, las verduras, las frutas, las especias y otros condimentos.

En definitiva: que hoy tengo un regalo para usted y le va a encantar.

Y es que Venu ha preparado para los lectores de Tener S@lud una serie de vídeos que le ayudarán a incorporar a su vida una alimentación saludable y energética. Le ayudará a ver los alimentos vegetales con otros ojos y a apostar fuerte por su salud.

Con ellos hemos formado un taller online, al que usted puede apuntarse completamente gratis.

Le recomiendo que, cuando se apunte y empiece a recibir los vídeos, los vea con un bloc de notas y un bolígrafo cerca, para apuntar las principales ideas que Venu le vaya transmitiendo.

En este taller online descubrirá:

  • Los tres pilares fundamentales para dar el protagonismo a una alimentación saludable basada en alimentos de origen vegetal.
  • Todos los nutrientes que necesita para alimentarse adecuadamente y dónde encontrarlos en fuentes vegetales.
  • Cómo controlar los “antojos” y no sucumbir ante el azúcar, la comida procesada ni los excesos.

Si quiere darse de alta en el taller deje su e-mail en este formulario. ¡Así de fácil!

Si usted tiene dudas sobre si este taller es para usted, la respuesta es clara: ¡por supuesto que sí! Para seguir una buena alimentación es necesario dar un mayor peso a los alimentos vegetales, y eso es válido tanto si no quiere seguir tomando productos de origen animal como si quiere seguir haciéndolo, puesto que es una verdad universal para cualquier persona preocupada por su salud. Así que ¡adelante!

Le animo a aprovechar este regalo y apuntarse para “vegetanizar” su vida.

Apúntate aquí al taller online gratuito