Un estudio ha revelado que la inteligencia emocional y el desarrollo psicológico de los niños mejora si durante el embarazo sus madres tomaron complementos de ácido fólico.

Para confirmar esta teoría los investigadores realizaron un cuestionario a los padres de niños de 7 años de edad sobre su personalidad, capacidad de resistencia emocional o cómo se relacionaban con los demás y expresaban sus emociones, y que dividieron en dos grupos. En el primer grupo las madres habían tomado complementos de ácido fólico durante todo el embarazo, mientras que las del segundo sólo lo tomaron durante los tres primeros meses.

El objetivo era conocer si, aunque la mayoría de las mujeres embarazadas saben que deben tomar ácido fólico durante los primeros tres meses del embarazo para fortalecer el desarrollo espinal del bebé (evitar problemas de espina bífida), era recomendable seguir tomando estos complementos pasado ese tiempo para contar con algún beneficio de tipo cognitivo y psicológico.
Los resultados indicaron que los niños cuyas madres tomaron el complemento durante todo el embarazo tenían una inteligencia emocional mucho más alta que aquellos que sólo lo tomaron durante los tres primeros meses. Se confirma así el beneficio psicológico del ácido fólico, que se suma a los ya existentes para esta vitamina.

Fuente: Tony Cassidy: “Children’s emotional intelligence improved if mums take folic acid supplements throughout pregnancy”. The British Psychological Society. Mayo 2017.