Este mes va a descubrir por qué pueden pasar años hasta que su médico ponga nombre a esos síntomas difusos que usted siente. Sobre todo si al hacerle un análisis de sangre siempre sale el mismo resultado en relación a los niveles de TSH (la hormona estimulante de la tiroides): “No se detecta ninguna anomalía”.

Los problemas de tiroides surgen ante un exceso o una carencia de hormonas tiroideas. Como estas hormonas controlan prácticamente todas las funciones biológicas, los síntomas son muy variados. Mire los siguientes síntomas y trate de identificar los que usted padece:

  • Estreñimiento o diarrea.
  • Escalofríos o sofocos.
  • Aumento o pérdida de peso.
  • Tendencia a un hambre voraz o a la falta de apetito.
  • Excesivo sueño y descanso poco reparador o insomnio.
  • Depresión o ansiedad.
  • Problemas de libido, sexualidad o menstruación.
  • Retención de líquidos o micción excesiva.
  • Alto nivel de colesterol.
  • Trastornos leves del ritmo cardíaco (acelerado o lento).
  • Dolores en las articulaciones.
  • Problemas de memoria.
  • Anemia por falta de hierro.
  • Cabello frágil o pérdida capilar.
  • Fatiga importante.
  • Calambres.

No basta con identificar uno de ellos, pues los síntomas que se deben a desajustes en la tiroides no aparecen de forma aislada y siempre se suelen tener varios a la vez. Si fuera su caso, por supuesto vaya al médico. El problema vendrá si el resultado de su analítica indica un valor superior a 3 pero su médico considera que no hay que hacer nada.

Este e-mail que está leyendo hoy no es el sitio donde detenerme para hablarle de la tiroides, pues sólo pretende ser un avance breve de algunos de los temas que va a encontrar en el próximo número de Salud AlterNatura. En el especial que dedicamos este mes a la tiroides descubrirá:

  • Cuáles son los umbrales críticos que hay que vigilar en los análisis de sangre (hoy por hoy se reconocen así en otros países).
  • Qué tratamientos permiten ajustar con suavidad y sin riesgo su tasa de TSH.
  • Cómo evitar los fraudes al comprar complementos nutricionales adecuados para tratar los desajustes tiroideos.
  • Cuáles son los alimentos que debe evitar a toda costa (entre los cuales figuran muchas verduras que, salvo por eso, son buenísimas para la salud).

Este es uno de esos artículos que le aconsejo conservar para siempre por lo que pueda pasar. Y desde luego tenerlo a mano cuando le analicen los valores relacionados con el funcionamiento de su tiroides, pues incluye unas valiosísimas indicaciones para hablar con su médico.

Reserve cuanto antes este ejemplar de Salud AlterNatura