El párkinson podría detectarse de forma precoz gracias al descubrimiento de un nuevo síntoma que padecen personas con trastornos de la fase REM (fase de movimientos oculares rápidos; REM por sus siglas en inglés) del sueño y que hasta ahora no se había relacionado con la enfermedad.

La enfermedad de Parkinson se caracteriza por la acumulación de la proteína alfasinucleina en diferentes zonas del sistema nervioso. Ello hace que las neuronas no produzcan dopamina y, en consecuencia, surjan temblores y lentitud en los movimientos. Pero investigadores españoles acaban de descubrir que también afecta a otros sistemas que no guardan relación directa con el aspecto motor del cuerpo, como por ejemplo la fase REM del sueño.

Para llevar a cabo esta investigación contaron con 40 personas, de las cuales la mitad tenía trastorno del sueño en fase REM pero no síntomas de párkinson y la otra mitad estaban sanas. A todas se les inyectó un marcador específico de las células de la glía, que son las que sirven como sostén y sistema de defensa de las neuronas.

Observaron así que la inflamación de las células glía visible en los pacientes con trastornos del sueño era exactamente igual a la de los pacientes diagnosticados de párkinson, mientras que no aparecía en ningún momento en las personas sanas.

Fuente: Morten Gersel Stokholm, Alex Iranzo, Karen Østergaard, Mónica Serradell, Marit Otto, Kristina Bacher Svendsen, Alicia Garrido, Dolores Vilas et Al. “Assessment of neuroinflammation in patients with idiopathic rapid-eye-movement sleep behaviour disorder: a case-control study”. The Lancet Neurology. Julio 2017.