En los cacahuetes, las uvas tintas, el cacao y los arándanos, el resveratrol funciona como un escudo antioxidante. Les permite luchar contra las agresiones patógenas (como los hongos), así como contra los efectos nocivos ligados a la exposición a los rayos ultravioleta, al ozono o a los contaminantes.

En el ser humano, el resveratrol representa una gran ayuda para vencer la diabetes de tipo 2, la obesidad y el exceso de colesterol, entre otros muchos beneficios.

Sobrepeso y diabetes: todo se decide en las tripas

No nos vamos a cansar de repetirlo: la flora intestinal es del todo indispensable para la salud del cuerpo. Esos miles de millones de bacterias que componen la flora del intestino le protegen de las agresiones externas y aseguran el buen funcionamiento del metabolismo.

Paradójicamente, la flora intestinal es a la vez fuerte y frágil. Fuerte porque una buena flora intestinal es implacable contra las infecciones, y muy frágil porque se debilita rápidamente si no se alimenta bien.

Se trata de un ejemplo magnífico de cooperación entre organismos: alojamos y alimentamos estas bacterias que forman la flora intestinal y, a cambio, ellas se encargan de protegernos y mantenernos sanos.

Cuidado aquel que no cuide su flora intestinal

Si descuidamos la alimentación y el ejercicio físico, corremos el riesgo de debilitar las bacterias buenas de la flora intestinal. Este riesgo es particularmente elevado si, por ejemplo, consumimos platos preparados o alimentos ricos en glúcidos.

Una flora intestinal empobrecida conduce a una inflamación crónica de los intestinos. La inflamación permanente es nefasta para el cuerpo, ya que provoca gran cantidad de problemas metabólicos, como resistencia a la insulina (diabetes), aumento del almacenaje de grasas (sobrepeso, obesidad) o calambres musculares. (1) (2)

En esta situación, las negligencias no perdonan. El riesgo de infarto, paro cardiaco, hipertensión y cáncer es real. (3)

Lo peor es que un diabético de tipo 2 tiene todavía más sed de refrescos, más ganas de golosinas… El hambre le tortura después de cada comida. La fatiga permanente que sufre le desalienta de practicar deporte… y así, continúa ganando peso. Se trata de un círculo vicioso del que es difícil salir.

¿Qué terapias naturales hay que escoger?

Los investigadores han observado que hay diabéticos de tipo 2 que se curan sin medicamentos, simplemente modificando el modo de vida. ¡Es una posibilidad fantástica! La receta es sencilla, incluso evidente, y no conlleva ningún efecto secundario.

En primer lugar, es básico practicar ejercicio, lo cual tiene toda la lógica. Y es que desde tiempos inmemoriales el cuerpo está programado para correr durante muchas horas a la caza de animales salvajes, así como para construir refugios y cultivar la tierra. Y hoy debe conservar este ritmo de vida al máximo para mantener una salud de hierro.

Opte ante todo por caminar, así como por esfuerzos cortos e intensos (esprints, fitness, natación rápida…). Destierre de su dieta los cereales refinados (glúcidos) y los azúcares como la fructosa. Incluso se desaconseja la fruta cuando no esté bajo control la tasa de azúcar en sangre.

No olvide la vitamina D. Expóngase al sol 20 minutos al día cuando haga buen tiempo. Y si vive en un piso y apenas le da el sol, tome un complemento de vitamina D3 durante todo el año.

Pero si quiere tener toda la suerte de su parte para vencer la diabetes, entonces pásese al resveratrol.

El resveratrol: eficacia probada

Más de diez estudios en el ser humano han demostrado que el resveratrol es eficaz en las personas diabéticas, con sobrepeso o que padecen hipertensión. (4) (5) (6)

El resveratrol restablece la glucemia sanguínea y su acción completa la de los medicamentos clásicos. Un grupo de investigadores de los organismos franceses INSERM e INRA y las universidades de Toulouse y Toronto dirigió un estudio en el que se demostró que el resveratrol estimula la actividad de las mitocondrias, lo que aumenta la sensibilidad a la insulina. (7)

El resveratrol favorece la pérdida de grasas corporales… y disminuye los niveles de colesterol y triglicéridos. Asimismo, reduce los niveles de diferentes marcadores de riesgo de enfermedades cardiovasculares, lo que es particularmente importante cuando se tiene diabetes. (8) (9) (10) (11) (12)

El resveratrol actúa además sobre los intestinos al disminuir la inflamación y restaurar la flora intestinal; por eso es un prebiótico. Este doble impacto permite corregir los problemas que se encuentran en el origen de la diabetes y la obesidad.

El Dr. Schrauwen y su equipo de investigadores de la Universidad de Maastricht demostraron en 2011 que el resveratrol imita el efecto de una dieta baja en calorías, lo cual favorece la pérdida de peso. (10)

Pero donde el resveratrol es realmente una solución excelente es en las personas que no pueden tener actividad física debido a discapacidad física, enfermedad cardiaca, problemas neurológicos… y que, con frecuencia, padecen también sobrepeso o diabetes.

Mucho más que diabetes

Pero los beneficios del resveratrol no se acaban aquí.

Quizá las indicaciones anteriormente descritas del resveratrol frente a la diabetes y la obesidad sean las menos conocidas, pero lo cierto es que hace más de una década que se conocen las bondades de esta sustancia.

Así, su eficacia también se ha demostrado inhibiendo la oxidación del LDL colesterol y la agregación plaquetaria, lo que le convierte en un gran aliado frente a las enfermedades cardiovasculares y la prevención de la arterioesclerosis. Además, los estudios sugieren que es eficaz en la prevención y tratamiento de algunos tipos de cáncer; tiene acción antiinflamatoria, por lo que resulta útil en todas las patologías que cursen con inflamación; es un excelente antioxidante, plantando cara al exceso de radicales libres, y curiosamente, últimas evidencias han relacionado al resveratrol con la prevención de algunas enfermedades oculares. (13) (14) (15) (16) (17)

¿Dónde obtener resveratrol de calidad?

Las formidables propiedades terapéuticas y antioxidantes del resveratrol explican la extraordinaria popularidad que este activo natural ha conocido casi de la noche a la mañana en los entornos médicos. Hoy en día es uno de los fitonutrientes (nutriente procedente de una planta) más estudiados y, sobre todo, uno de los más prometedores. Muchos estudios se han llevado a cabo con el resveratrol procedente de las uvas tintas, pero existe una fuente natural con un enorme contenido en este fitonutriente: el Polygonum cuspidatum.

Conocido como “Polygonun de Japón”, el extracto extraído de la raíz de esta planta contiene unas siete veces más resveratrol que la uva y ha demostrado que tiene un amplio efecto supresor frente al estrés oxidativo y la inflamación, e incluso estudios preliminares (en animales) sugieren que el resveratrol obtenido de esta planta reduce el crecimiento y la metástasis en el cáncer de pulmón. (18) (19) (20)

Por eso, algunas empresas especializadas en complementos alimenticios de calidad utilizan esta fuente natural para extraer el resveratrol y obtener así los máximos beneficios. Es el caso del resveratrol de Anastore, que contiene extracto de raíz de Polygonum cuspidatum titulado al 50% precisamente en este fitonutriente.

Este producto añade además otro compuesto natural con actividad antioxidante conocido como OPC (del inglés Oligomeric Proanthocynadins Complexes), que suma sus fuerzas para actuar frente la oxidación prematura de las células, como venotónico (mejorando las varices) y frente a la inflamación.

Si lo desea, puede solicitar ahora este producto del que le estoy hablando, resveratrol enriquecido con OPC de uva, haciendo clic en este enlace.

Fuentes

  1. Bajzer M, Seeley RJ. Obesity and Gut Flora. Nature 2006 Dec: 44.
  2. Burcelin R, Amar J. Flore intestinale et maladies métaboliques. Doi: MMM-03-2009-03-2-ENCOURS-101019-200901244
  3. Feeling Fatigued or Irritable? There’s a 1 in 4 Chance You Suffer from Diabetes…
  4. Brasnyó P, Molnár GA, Mohás M, et al. Resveratrol improves insulin sensitivity, reduces oxidative stress and activates the Akt pathway in type 2 diabetic patients. British Journal of Nutrition 2011; 106(3): 383-389.
  5. Sahebkar A. Effects of resveratrol supplementation on plasma lipids: a systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. Nutr Rev 2013 Dec; 71(12): 822-35.
  6. Sérée E, Burcelin R, Savouret JF. Resveratrol as a Therapeutic Supplement: a Way to Prevent Type 2 Diabetes?. Médecine des maladies Métaboliques 2009 Nov; 3(5).
  7. Anh Dao TM, Serée E. Resveratrol Increases Glucose Induced GLP-1 Secretion in Mice: A Mechanism which Contributes to the Glycemic Control. PlosOne 2011 Jun; 6(6).
  8. Dash S, et al. High-dose resveratrol treatment for 2 weeks inhibits intestinal and hepatic lipoprotein production in overweight/obese men Arterioscler Thromb Vasc Biol 2013 Dec; 33(12): 2895-901. doi: 10.1161/ATVBAHA.113.302342. Epub 2013 Sep 26.
  9. Bo S, et al. Anti-inflammatory and antioxidant effects of resveratrol in healthy smokers a randomized, double-blind, placebo-controlled, cross-over trial. Curr Med Chem 2013; 20(10): 1323-31.
  10. Schrauwen P, et al. Calorie restriction-like effects of 30 days of resveratrol supplementation on energy metabolism and metabolic profile in obese humans. Cell Metab 2011 Nov 2; 14(5): 612-22. doi: 10.1016/j.cmet.2011.10.002.
  11. Crandall JP, Oram V, Trandafirescu G, Reid M, Kishore P, Hawkins M, Cohen HW, Barzilai N. Pilot study of resveratrol in older adults with impaired glucose tolerance. J Gerontol A Biol Sci Med Sci 2012 Dec; 67(12): 1307-12
  12. Bhatt JK, Thomas S, Nanjan MJ. Resveratrol supplementation improves glycemic control in type 2 diabetes mellitus. Nutr Res 2012 Jul; 32(7): 537-41.
  13. Riccioni G, Gammone MA, Tettamanti G, Bergante S, Pluchinotta FR, D’Orazio N. Resveratrol and anti-atherogenic effects. Int J Food Sci Nutr. 2015;66(6):603-10. doi: 10.3109/09637486.2015.1077796. Epub 2015 Aug 26.
  14. Silvia Bradamante, Livia Barenghi and Alessandro Villa. Cardiovascular Protective Effects of Resveratrol. Cardiovascular therapeutics. Volume 22, issue 3, pages 169–188, September 2004.
  15. Yang T, Wang L, Zhu M, Zhang L, Yan L. Properties and molecular mechanisms of resveratrol: a review. Pharmazie. 2015 Aug;70(8):501-6.
  16. Varoni EM, Lo Faro AF, Sharifi-Rad J, Iriti M. Anticancer Molecular Mechanisms of Resveratrol Front Nutr. 2016 Apr 12;3:8. doi: 10.3389/fnut.2016.00008. eCollection 2016.
  17. Lançon A, Frazzi R, Latruffe N . Anti-Oxidant, Anti-Inflammatory and Anti-Angiogenic Properties of Resveratrol in Ocular Diseases. Molecules. 2016 Mar 2;21(3). pii: E304. doi: 10.3390/molecules21030304.
  18. Ghanim H, Sia CL, Abuaysheh S, Korzeniewski K, Patnaik P, Marumganti A, Chaudhuri A, Dandona P An antiinflammatory and reactive oxygen species suppressive effects of an extract of Polygonum cuspidatum containing resveratrol. J Clin Endocrinol Metab. 2010 Sep;95(9):E1-8.
  19. Zahedi HS, Jazayeri S, Ghiasvand R, Djalali M, Eshraghian MR. Effects of polygonum cuspidatum containing resveratrol on inflammation in male professional basketball players. Int J Prev Med. 2013 Apr;4(Suppl 1):S1-4.
  20. Kimura Y, Okuda H. Resveratrol isolated from Polygonum cuspidatum root prevents tumor growth and metastasis to lung and tumor-induced neovascularization in Lewis lung carcinoma-bearing mice. J Nutr. 2001 Jun;131(6):1844-9.