Cada año se diagnostican en España 4.000 nuevos casos de cáncer de páncreas y su incidencia no ha dejado de crecer en los últimos 50 años. El principal problema es que cuando se diagnostica, la mayoría de las veces el tumor ya se ha extendido hasta tal punto que no puede ser extirpado. Por ello un equipo de científicos ha desarrollado biomarcadores sanguíneos que permitirían detectar la enfermedad mucho antes.

La precisión que se obtuvo a la hora de detectar el cáncer gracias a un simple análisis de sangre fue asombrosa. Hasta ahora esto no había sido posible en los primeros estadios de la enfermedad.

El objetivo es emplear estos biomarcadores, basados en el modelo de células madre y en las muestras obtenidas del tumor en los diferentes estadios de la enfermedad en personas que tienen un alto riesgo de desarrollar cáncer de páncreas. Por ejemplo, si un pariente de primer grado tiene este tipo de cáncer, si se está genéticamente predispuesto a desarrollar la enfermedad, o si se tiene un inicio súbito de diabetes superados los 50 años, que es un factor que se ha relacionado directamente con la enfermedad.

 

Fuente: Jungsun Kim, William R. Bamlet, Ann L. Oberg, Kari G. Chaffee, Greg Donahue, Xing-Jun Cao, Suresh Chari, Benjamin A. Garcia, Gloria M. Petersen and Kenneth S. Zaret: Detection of early pancreatic ductal adenocarcinoma with thrombospondin-2 and CA19-9 blood markers”. Vol. 9, Issue 398, eaah5583 DOI: 10.1126/scitranslmed.aah5583. Science Translational Medicine. Julio 2017.