Muchas personas no saben que sufren osteoporosis hasta que un buen día se manifiesta con una fractura (de cadera, de vértebras, de brazo…). Y es que no tiene síntomas, por lo que puede pasar desapercibida durante años.

Mire estas dos imágenes:

La de la izquierda corresponde a un hueso sano, mientras que en la de la derecha ese mismo hueso ya estaría afectado por la enfermedad. Como ve, la osteoporosis convierte los huesos en algo parecido a la piedra pómez: porosos y frágiles, que resisten mal los golpes y se rompen con facilidad.

1 de cada 10 mujeres y 1 de cada 8 hombres de más de 50 años la sufre. La osteoporosis está detrás de miles de fracturas de hueso que se producen cada año. El 20% de quienes sufren una fractura de cadera fallecen en los seis meses siguientes, y el 50% arrastra una minusvalía el resto de su vida, muchos de ellos con necesidad de ayuda permanente para desplazarse.

Por lo tanto, la osteoporosis en sí no parece grave… pero sus consecuencias pueden ser terribles.

¿Cómo prevenirla? ¿Cómo curarla?

Le voy a contar una anécdota que nos sirve para entender cuál es la única “terapia” que de verdad logra reforzar los huesos. Verá, antes de cada misión espacial, los astronautas siguen un estricto programa de ejercicios físicos diarios. ¿Sabe por qué? Pues porque en estado de ingravidez, los astronautas ya no tienen que soportar el peso de su cuerpo, lo que tiene como resultado una pérdida de masa muscular y de densidad ósea. Con cada misión espacial a cada astronauta se le han “evaporado” varios kilos de masa muscular y ósea. Esto es así porque los huesos trabajan menos y se van deteriorando… ¡exactamente igual que ocurre con la osteoporosis!

Este fenómeno indica que el simple hecho de moverse, llevar las bolsas de la compra, hacer las labores de la casa o subir las escaleras contribuye a que los huesos se mantengan sólidos y con buena salud, ya que las acciones mecánicas ejercidas sobre el hueso son las que van a reforzarlo, puesto que el ejercicio físico estimula la mineralización y la formación ósea.

Por lo tanto, si usted tiene osteoporosis, lejos de quedarse paralizado por el miedo a “romperse”, debe hacer exactamente lo contrario: moverse.

Pero ese ejercicio no basta, ya que sin una actividad física suficientemente estimulante no hay ningún medio, ni químico ni quirúrgico, que permita reforzar los huesos. Así que el único tratamiento que realmente funciona para revertir la osteoporosis es un programa serio de ejercicio. Hablamos de musculación, running, bicicleta, escalada… durante una hora de tres a cinco veces a la semana.

Andar está muy bien para muchas cosas, pero para revertir la osteoporosis no basta. Ni tampoco nadar, ya que el agua suprime la acción mecánica de la gravedad.

No dude en pedir consejo a su médico o a un preparador físico para ayudarle a habituar progresivamente el cuerpo a la práctica de ejercicio a ese nivel.

¿Qué más puede hacer frente a la osteoporosis?

Le diré primero qué NO hacer: tomar medicamentos para la osteoporosis, y mucho menos si ya ha sufrido una fisura.

Un estudio muy reciente ha identificado 21 fármacos asociados a una mayor probabilidad de fractura en personas a quienes se les habían recetado por fragilidad ósea y fisura en cadera, hombro o muñeca. Es decir, que ante una fisura, es mucho peor el remedio que la enfermedad, hasta el punto de que los investigadores descubrieron que el 76% de pacientes con fracturas óseas había tomado alguno de los 21 fármacos que les recetaron para evitarlas. (1)

Lo que SÍ debe hacer, tanto para prevenir como para tratar la osteoporosis, se lo explicamos de forma clara y exhaustiva en el próximo número de Salud AlterNatura.

Conocerá por qué deberá apostar por una alimentación que no desequilibre el pH del organismo (para que no tire de la reserva de minerales que son los huesos) y con qué alimentos lograrlo, así como los nutrientes (vitaminas y minerales) que no deben faltarle jamás (le contamos la dosis exacta que debe tomar de cada uno de ellos).

Le aseguro que sus huesos agradecerán que usted lo lea…
Estamos dando los últimos toques a este ejemplar de Salud AlterNatura antes de enviarlo a la imprenta. Si quiere recibirlo debe hacer su pedido antes de mañana 18 de noviembre haciendo clic en este enlace (podrá comprobar las condiciones de suscripción antes de efectuar el pago).