Investigadores de Estados Unidos han descubierto un nuevo elemento clave en la relación entre el sistema inmunológico y el desarrollo del alzhéimer. Se trata del complemento C3, que permite reducir las conexiones que hay entre las distintas células cerebrales (las llamadas sinapsis), lo que resulta prometedor para encontrar una cura definitiva a la enfermedad de Alzheimer.

Y es que es esa pérdida de sinapsis lo que contribuye al declive cognitivo, que se da de manera prematura en las enfermedades neurodegenerativas.

En base a este descubrimiento los científicos consiguieron crear moléculas C3 modificadas en laboratorio, que posteriormente se administraron en ratones con alzhéimer. Tras realizar varios experimentos constataron que esos ratones sufrieron una menor pérdida de sinapsis a causa de la enfermedad, y en consecuencia su actividad cerebral mejoró considerablemente.

Fuente: Qiaoqiao Shi, Saba Chowdhury, Rong Ma, Kevin X. Le,, Soyon Hong, Barbara J. Caldarone, Beth Stevens and Cynthia A. Lemere: “Complement C3 deficiency protects against neurodegeneration in aged plaque-rich APP/PS1 mice”. Science Translational Medicine. Mayo 2017.