El cáncer de pulmón mata cada año a un millón y medio de personas y la Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que su incidencia aumentará hasta un 70% en los próximos 20 años en el mundo. Pero frente a estas descorazonadoras cifras hay sitio para la esperanza. Y esa tiene forma de nariz.

La nariz se ha convertido en la protagonista de la investigación que se está llevando a cabo para detectar el cáncer de pulmón antes de tiempo. Y es que uno de los motivos por los que este cáncer es el más mortal de todos, es porque cuando comienzan a notarse los primeros síntomas, generalmente el tumor ya se ha extendido fuera del pulmón y no hay posibilidad de cura.

Pero una nueva técnica podría evitarlo en base a las células epiteliales presentes en la nariz, y que han averiguado que no llegan a activarse en las personas que tienen una predisposición genética a desarrollar el cáncer.

Así, no haría falta más que tomar muestras del ADN del interior de la nariz con un bastoncillo para detectar si el paciente está “genéticamente predispuesto” para desarrollar un cáncer, y por tanto tomar medidas preventivas mucho antes de que éste se desarrolle.

Y es que son numerosos los estudios que confirman que hay fumadores que están genéticamente predispuestos a desarrollar un cáncer de pulmón, mientras que muchos otros están genéticamente predispuestos a justo lo contrario y, por mucho que fumen, no desarrollarán jamás el cáncer (el 85%).

Por tanto, descubrir ante qué tipo de fumador nos encontramos resulta clave para detectar el tumor lo antes posible. Y lo mejor es que con esta nueva técnica no haría falta llevar a cabo una biopsia, que es el análisis que actualmente se realiza en las pruebas de detección precoz del cáncer de pulmón, pero que conlleva numerosos riesgos.

De momento esta prueba se encuentra en fase experimental en Estados Unidos para terminar de confirmar su eficacia. Se espera que en unos tres años ya se pueda realizar de manera generalizada.

Fuente: AEGIS Study Team: “Shared Gene Expression Alterations in Nasal and Bronchial Epithelium for Lung Cancer Detection”. Journal of the National Cancer Institute. April 2017.