Permítame que me tome la confianza que deposita habitualmente en mí para hablarle de algo estrictamente personal.

Rara vez lo hago, puesto que desde estas páginas me ocupa principalmente su salud.

El caso es que cuando le he presentado un suplemento nutricional, fuera el que fuere, me he limitado a exponerle sus ventajas, propiedades e indicaciones desde una óptica lo más objetiva posible y dejando al margen cualquier tipo de emoción.

Y debo confesarle que el suplemento que me trae hoy ante usted me genera una gran dosis de una de las emociones más intensas: ilusión.

Porque este suplemento puede ayudar a mejorar la vida de muchas personas que lo están pasando realmente mal: los enfermos de párkinson. Y en este punto no puedo dejar de mencionar a un familiar muy cercano, muy afectado por la enfermedad, que padece desde hace años, y que sobre todo le afecta en el movimiento (temblores, problemas de equilibrio…), además de llevar años sufriendo esos otros síntomas que no se ven desde fuera, pero de los que somos muy conscientes quienes le queremos (problemas cognitivos, ansiedad, depresión…).

Dicho esto, volvamos al guión.

Le presento a la Mucuna pruriens.

La naturaleza no deja de sorprendernos. Si no, fíjese en esta extraña planta leguminosa de origen tropical, conocida también como frijol o haba de terciopelo.

De verdad que es increíble, porque a esta planta empleada desde hace siglos por el Ayurveda, la medicina tradicional india, se le atribuyen más de 200 indicaciones terapéuticas. Sí, ha leído usted bien: más de 200.

Eso hace que posiblemente estemos hablando de una de las “superplantas” medicinales, dada su capacidad para ofrecer remedio a un gran número de patologías de diferente origen, tipo y condición.

En el interior de su vaina reside un extraordinario potencial curativo: desde un potente tónico o reconstituyente, un excelente afrodisiaco, un antipirético contra la fiebre o alivio para el dolor menstrual, hasta incluso un antídoto para el veneno de la picadura de serpientes, como la víbora de Malaya o la cobra escupidora. (1) (2)

Y sin embargo, todas estas excepcionales propiedades quedan relegadas a un segundo plano cuando la Mucuna pruriens pone sobre la mesa su verdadero poder: su capacidad para controlar la enfermedad de Parkinson.

El párkinson es un trastorno neurológico crónico, degenerativo e invalidante que afecta a más de 150.000 personas en España.

Es una de las conocidas como “enfermedades sociales”, ya que el deterioro que provoca incide directamente en la vida social del paciente, quien reduce su red de contactos y la intensidad y calidad de los mismos, además de la vida cotidiana de quien le asiste, que recibe una gran carga de trabajo adicional. (3)

Si usted o alguien de su entorno padece párkinson seguramente habrá oído hablar de esta planta, que no en vano se viene utilizado con éxito para su tratamiento desde la década de los sesenta. (4)

Y si no es así, le garantizo que no volverá a pasarle desapercibida cuando descubra todo lo que puede hacer cada día por su salud.

Todo en uno, según la ciencia

A pesar de las más de 200 indicaciones iniciales atribuidas desde el Ayurveda, nos debemos al rigor científico y vamos a centrarnos sólo en aquellas que están respaldadas por la investigación.

Estos estudios han sido llevados a cabo en ratas que, tal y como indica el protocolo, es el paso previo a seguir antes de probar su eficacia en el ser humano.

La Mucuna pruriens realmente actúa con eficacia sobre diferentes enfermedades, tal y como evidencian sus propiedades terapéuticas:

  • Tiene carácter anabólico, aumentando los niveles de la hormona del crecimiento, necesaria para mantener la juventud del cuerpo y el buen funcionamiento del sistema nervioso.
  • También está indicada para aumentar la masa muscular en la práctica deportiva. (5)
  • A nivel cardiovascular, es capaz de disminuir las tasas de colesterol sanguíneo hasta un 61% y los niveles de glucosa hasta un 39%. (6) (7) (8)
  • A nivel digestivo, protege la mucosa gástrica de posibles lesiones. (9)
  • La mucuna presenta una fuerte acción afrodisiaca, aumenta la libido y el deseo sexual de hombres y mujeres, y en hombres con problemas de fertilidad incrementa el número y la movilidad de los espermatozoides. (10) (11)
  • También tiene efectos diuréticos, incrementa la resiliencia tisular (la capacidad de los tejidos para reconstruirse en caso de lesión) y mejora la coordinación.

Como puede ver, la mucuna ofrece soluciones para patologías en su mayoría relacionadas con el envejecimiento. Por ello me comprometo a hablarle próximamente sobre estas indicaciones y analizar con la profundidad que se merece la relación entre esta planta y las enfermedades ligadas a la edad.

Permítame que a partir de este momento, dada la importancia y la incidencia del párkinson en nuestro país, me centre exclusivamente y en detalle en esta enfermedad.

Porque tal y como le anticipé y también según la investigación científica, la Mucuna pruriens es eficaz para controlar el párkinson. (12)

Las semillas de la Mucuna: su secreto mejor guardado

La vaina de la Mucuna pruriens esconde bajo llave un auténtico tesoro medicinal: sus semillas.

Esos pequeños granos de color negro o pardo brillantes aportan fibra, minerales, algunos aminoácidos como la glutamina, compuestos fenólicos, taninos y fitoesteroles vegetales. (13)

Pero lo realmente importante es que son extremadamente ricos en una sustancia denominada L-Dopa o levodopa, el principal precursor de la hormona dopamina.

Y ahí reside precisamente su principal activo terapéutico.

La dopamina es el neurotransmisor más importante del sistema nervioso central. Algo así como el canal que transmite los impulsos nerviosos y regula diversas funciones motoras, la afectividad y la emotividad.

Para poder sintetizar la dopamina, hay que partir de un aminoácido llamado L-tirosina, el cual se transforma en levodopa antes de dar paso finalmente al neurotransmisor dopamina.

Es decir, la levodopa presente en las semillas de la mucuna es el paso intermedio e ineludible hasta alcanzar la dopamina, el neurotransmisor que tiene una incidencia directa en la sintomatología, el desarrollo y la evolución del párkinson.

Y esto, para un enfermo de párkinson significa tres palabras llenas de esperanza: calidad de vida.

La levodopa y el párkinson

Así lo han validado numerosos estudios, que ponen de relieve la estrecha relación existente entre la pérdida del neurotransmisor dopamina y los trastornos de la postura y los movimientos temblorosos característicos de la enfermedad de Parkinson.

Los temblores en miembros y articulaciones y la rigidez muscular son la tarjeta de presentación del párkinson, sus señas de identidad y el verdadero estigma de este mal. Y lo que es peor, no sólo para el que lo padece, sino también para su entorno.

La pérdida de dopamina es el principal responsable de esta disfunción muscular. Por eso la administración de levodopa es el tratamiento más eficaz para controlar el párkinson, ya que es capaz de traspasar la barrera hematoencefálica y ser “atrapada” por las neuronas para ser convertida en una cantidad adicional de dopamina. (14)

Desgraciadamente, he de remarcar que se trata sólo de combatir y controlar el párkinson, y en ningún caso de derrotar a un mal que de momento no tiene cura.

Pero aún así, poder sobrellevar la enfermedad y adaptarla de la mejor manera posible a su día a día es algo que no tiene precio para un enfermo de párkinson.

Tal es la eficacia de la levodopa, que a pesar de que recientemente han aparecido nuevos fármacos de acción antiparkinsoniana, esta sustancia continúa siendo la más eficaz para controlar el párkinson y hasta el momento se considera el tratamiento de referencia en cuanto a la acción terapéutica. (15)

La levodopa más natural

Volviendo a la Mucuna pruriens, son numerosos los estudios internacionales que corroboran que, gracias a su alto contenido en levodopa natural, esta planta es más eficaz incluso que los fármacos sintéticos de esta sustancia, en parte asociado a su poder antioxidante. (16) (17)

Además, el organismo no asimila eficazmente otras presentaciones a base de levodopa sintética.

Al actuar sobre la producción natural de dopamina, la levodopa de la Mucuna pruriens favorece la recuperación de los impulsos y, por lo tanto, disminuye la rigidez muscular y los temblores en los enfermos de párkinson, ayudándoles a vivir mejor.

Por eso, si usted o alguien de su entorno padece este mal y decide recurrir a la administración de esta sustancia, mi recomendación es, como siempre, a favor de lo más natural.

Si acude al mercado en busca de Mucuna pruriens, el primer paso será desechar aquellos productos que contienen levodopa de origen sintético. No le costará encontrar productos con levodopa natural, elaborados a partir de las semillas de esta leguminosa, sin añadidos ni artificios.

El segundo paso a la hora de elegir un producto u otro es verificar la titulación del principio activo, es decir, la cantidad de levodopa real que contiene. No es lo mismo una cápsula de 400 mg de mucuna titulada al 15% que una cápsula de 200 mg de mucuna titulada al 50%. A primera vista puede parecer que la primera opción es más rica en el principio activo, pero echando cuentas resulta que en el primer comprimido hay 60 mg de levodopa frente a los 100 mg del segundo caso.

Teniendo en cuenta ambos hechos, hemos seleccionado para usted la Mucuna pruriens de los laboratorios Solbia, al tratarse de un extracto completamente natural elaborado a partir de las semillas y, sobre todo, con una extraordinaria titulación en el principio activo fundamental, con un mínimo del 50% de levodopa pura.

La posología recomendada es de 1 cápsula de 200 mg al día con medio vaso de agua, durante la comida.

Si lo desea, pídalo ahora haciendo clic en este enlace.

Fuentes

  1. Fung SY, Tan NH, Sim SM. Protective effects of Mucuna pruriens seed extract pretreatment against cardiovascular and respiratory depressant effects of Calloselasma rhodostoma (Mala7yan pit viper) venom in rats. Trop Biomed 2010; 27:366-372
  2. Fung SY et al. Mucuna pruriens Linn. seed extract pretreatment protects against cardiorespiratory and neuromuscular depressant effects of Naja sputatrix (Javan spitting cobra) venom in rats. Indian J Exp Biol 2011; 49:254-259.
  3. Encuesta sobre Discapacidad, Autonomía Personal y Situaciones de Dependencia (INE 2008)
  4. Cotzias GC, Van Woert MH, Schiffer LM. Aromatic amino acids and modifications of parkinsonism. N Engl J Med 1967; 276: 374-9. 2.
  5. Alleman RJJr et al. A blend of chlorophytum borivilianum and velvet bean increases serum growth hormone in exercise-trained men. Nutr Metab Insights 2011; 4:55-63.
  6. Majekodunmi SO et al. Evaluation of the anti-diabetic properties of Mucuna pruriens seed extract. Asian Pac J Trop Med 2011; 4:632-636.
  7. Dharmarajan SK y Arumugam KM. Comparative evaluation of flavone from Mucuna pruriens and coumarin from Ionidium suffruticosum for hypolipidemic activity in rats fed with high fat diet. Lipids Health Dis 2012; 11:126.
  8. Pant MC et al. Blood sugar and total cholesterol lowering effect of Glycine soja (Sieb and Zucc.), Mucunapruriens (D.C.) and Dolichos biflorus (Linn.) seed diets in normal fasting albino rats. Indian J Med Res 1968; 56:1808-1012.
  9. Golbabapour S et al. Acute toxicity and gastroprotective role of M. pruriens in ethanol-induced gastric mucosal injuries in rats. Biomed Res Int 2013; 2013: 974185
  10. Ahmad MK et al. Effect of Mucuna pruriens on semen profile and biochemical parameters in seminal plasma of infertile men. Fertil Steril 2008; 90:627-635.
  11. Shukla KK et al. Mucuna pruriens improves male fertility by its action on the hypothalamus-pituitary-gonadal axis. Fertil Steril 2009; 92:1934-1940.
  12. , A Evans1, A Manson3, P N Patsalos4, N Ratnaraj4, H Watt5, L Timmermann6, R Van der Giessen7, A J Lees Mucuna pruriens in Parkinson’s disease: a double blind clinical and pharmacological study. J Neurol Neurosurg Psychiatry 2004;75:1672-1677
  13. Sandra Patricia Chaparro Acuña; Iván Darío Aristizábal Torres y Jesús Humberto Gil González. COMPOSICIÓN Y FACTORES ANTINUTRICIONALES DE LAS SEMILLAS DEL GÉNERO Mucuna. Rev.Fac.Nal.Agr.Medellín vol.62 no.1 Medellín Jan./June 2009
  14. Bahena- Trujillo, G Flores, JA Arias-Montaño. Dopamina: síntesis, liberación y receptores en el SNC. RevB;omed2000,.11:39-60(15 )Movement Disorder Society. Levodopa: management of Parkinson’s disease. Mov Disord 2002; 17 (Suppl 4): S23-37.
  15. Joy Ganem LonghiI; Elisa PerezII; Jair José de LimaIII; Lys Mary Bileski Cândido. In vitro evaluation of Mucuna pruriens (L.) DC. antioxidant activity. Braz. J. Pharm. Sci. vol.47 no.3 São Paulo July/Sept. 2011
  16. Ghazala Hussian, Bala V. Manyam. Mucuna pruriens proves more effective than L-DOPA in Parkinson’s disease animal mode. Phytotherapy research. Volume 11, Issue 6 September 1997 Pages 419–423