¿Es usted de ésos a los que nunca le pican los mosquitos? Si es así, no hace falta que lea mi texto de hoy. Porque está dirigido a ese 20% de desafortunados a los que los mosquitos siempre le pican, a ésos que acaban las dulces y cálidas noches de buen tiempo con los tobillos acribillados a pesar de las lociones, los sprays, las pulseras, los ultrasonidos y todo tipo de repelentes.

Los mosquitos también desarrollan resistencia a algunos productos, haciéndolos cada vez menos eficaces. El problema de estos métodos de autodefensa reside en que pasan por alto un principio fundamental de toda estrategia militar: conocer al enemigo.

Y no se trata sólo de evitar las molestias de las picaduras. Además, es importante evitar que le piquen porque los mosquitos a veces son portadores de parásitos y enfermedades víricas como el dengue, el virus del chikungunya y varios tipos de encefalitis (inflamación del cerebro).

Ahora que el verano está más cerca, para evitar que le piquen necesita saber por qué los mosquitos ven a algunas personas tan suculentas y a otras no.

1. Su grupo sanguíneo

Los mosquitos pican porque quieren comer las proteínas que contiene su sangre.

Eso sí, el tipo de proteínas que tenga dependerá de su grupo sanguíneo. Si usted pertenece al grupo O, mala suerte, ¡porque tiene las proteínas que más gustan a los mosquitos! En ese caso, según un estudio, tendrá el doble de probabilidades de atraer a los mosquitos que una persona del grupo A, ya que la piel segrega un producto químico que les informa del grupo sanguíneo. (1)

Será entonces crucial para usted llevar ropa que le cubra bien, aunque el resto de invitados al aperitivo vaya en manga corta… y se libren de picaduras.

Si pertenece al grupo B, el riesgo de picaduras es intermedio.

2. El dióxido de carbono

Los mosquitos localizan a su presa gracias a que detectan el dióxido de carbono que emana por la respiración.

Son capaces de localizar un mamífero grande a más de 50 metros de distancia gracias a un órgano pequeño que tienen en la mandíbula llamado palpo maxilar.

Cuanto más fuerte respire, más dióxido de carbono exhalará y, en consecuencia, más atraerá a los mosquitos.

Por lo tanto, las personas de complexión corporal fuerte o que realizan esfuerzo físico deben protegerse más que el resto. Por este motivo, en general a los niños les pican menos que a los adultos.

3. El deporte

Además de por el dióxido de carbono, los mosquitos localizan a sus víctimas por los olores que desprenden cuando sudan, como el olor a ácido láctico, urea y amoníaco. Las personas que se exaltan, las que tienen fiebre o las que por naturaleza tienen una temperatura corporal alta atraen más a los mosquitos.

Ducharse permite zafarse de estos olores.

4. La cerveza

Según un estudio, beber una simple lata de cerveza aumenta la atracción de los insectos. Se cree que el fenómeno está relacionado con la presencia de etanol (alcohol), lo que atraería a los mosquitos, pero aún no ha podido confirmarse. Sin embargo, lo que sí está claro es que los mosquitos se sienten más atraídos por quien se ha bebido una cerveza.

5. El color de la ropa

Parece absurdo, pero los mosquitos no sólo localizan a sus víctimas por el olor. También tienen ojos, ¡y pueden verle!

Por eso, cuando alguien lleva ropa que desentona mucho con el ambiente, como puede ser la de color negro, azul marino o rojo, le localizan con más facilidad, según el entomólogo James Day, de la Universidad de Florida (una región bien conocida por sus marismas infestadas de mosquitos).

6. El embarazo

Varios estudios han demostrado que las mujeres embarazadas atraen el doble a los mosquitos. En efecto, producen un 21% más de dióxido de carbono que de costumbre, y su temperatura corporal está 0,75° C por encima de lo habitual.

7. Las bacterias

Los mosquitos adoran las zonas en las que hay muchas bacterias. Por ello, los tobillos y los pies les atraen especialmente.

8. La costumbre

El tamaño de una picadura no depende del tiempo que haya pasado el mosquito succionando la sangre, sino de la reacción de su sistema inmunitario al veneno que el mosquito introduce en la piel.

Cuantas más veces le pique una misma especie de mosquito, menos reaccionará a sus picaduras. Pero, por desgracia, existen más de 3.000 especies diferentes de mosquitos en el planeta.

9. Esperanza

Para terminar con un toque de esperanza, le diré que en estos momentos hay científicos que trabajan para averiguar los motivos por los que a unas pocas personas los mosquitos no les pican nunca o casi nunca. Al parecer, emiten unos compuestos químicos que actúan como repelentes naturales.

Podría así desarrollarse un spray natural y eficaz para evitar picaduras de mosquito en mujeres embarazadas, personas del grupo O, en aquellas que hacen deporte o llevan ropa oscura.

Mientras tanto, los expertos de la Asociación Americana de Control de Mosquitos (AMCA, por sus siglas del ingles American Mosquito Control Association), proponen un truco natural para repeler a estos invasores: aplicar unas gotas de aceite esencial de eucalipto limonero (Eucalyptus citriodora) sobre la piel. Se sabe también que la esencia de ajo aplicada sobre la piel puede repeler a los mosquitos durante una hora escasa… aunque también corre el riesgo de espantar a las personas que le acompañen.

¿Se ensañan los mosquitos con usted? ¿Qué hace para prevenir sus picaduras o para aliviarlas? Le invito a compartir su experiencia con el resto de lectores de www.saludnutricionbienestar.com haciendo un comentario un poco más abajo.

Fuentes:

  1. Landing preference of Aedes albopictus (Diptera: Culicidae) on human skin among ABO blood groups, secretors or nonsecretors, and ABH antigens. Shirai Y, Funada H, Seki T, Morohashi M, Kamimura K.