Se lo digo de corazón: esta vitamina le interesa. Y no se lo digo por decir. Más de la mitad de los españoles tiene el colesterol alto. Y, además, en muchos casos lo desconoce. (1)

Pero, aunque se trata de una evidencia científica, estoy seguro de que el dato no le sorprende.

Y es muy normal.

La publicidad de una larga retahíla de productos contra el colesterol le viene bombardeando desde hace años con este mantra, además de las correspondientes soluciones para mantenerlo a raya.

Son batidos, yogures, leches y otros productos derivados que insisten en la recurrente promesa de sacarle de ese 50% de la población que tiene un nivel alto de colesterol y situarle al otro lado.

Sí, estimado lector, sabe bien a qué me refiero: son películas (o, mejor dicho, anuncios) que usted ya ha visto.

Pero no me malinterprete. No es mi intención desde aquí poner en cuestión ninguno de estos productos. Parece evidente que están cumpliendo su función, si tenemos en cuenta que durante las últimas décadas se ha experimentado un avance en el control de la hipercolesterolemia.

Sencillamente, me gustaría que cualquier persona que pertenece a ese “uno de cada dos” que tiene el colesterol alto pueda tener acceso a un tratamiento eficaz y beneficioso para controlarlo. Y, de paso, que ese tratamiento sea natural e inocuo, bien tolerado y sin letra pequeña ni efectos secundarios.

Así que, como en Tener S@lud nuestra obligación es seguir de cerca los avances de la ciencia y los tratamientos de última generación, nos pusimos manos a la obra.

Y mire por dónde, para combatir el colesterol hemos encontrado algo totalmente novedoso, un tratamiento del que probablemente jamás había oído hablar.

¿Se sorprendería si le dijese que se trata de una vitamina? Seguro que sí.

Pues si su nivel de colesterol en sangre excede los 200 miligramos (mg/dl), le garantizo que la sorpresa será ¡mayúscula!

Vitamina B5: es otra historia

Del colesterol ya está dicho casi todo.

Según la Sociedad Española de Cardiología (SEC) el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular, entre ellas el infarto de miocardio, primera causa de mortalidad en nuestro país, está relacionado con los niveles de colesterol total en sangre (aunque también influyen otros factores y hábitos de vida). Es decir, que si usted tiene un nivel superior a los 200 mg/dl, su salud está en riesgo evidente.

Curiosamente, lo mismo ocurre con las vitaminas: casi todo el mundo las conoce, sabe que son muchos sus efectos beneficiosos para el organismo y que son esenciales para la vida.

Así lo acreditan los numerosos estudios realizados sobre estos micronutrientes, que demuestran desde su capacidad para aumentar los niveles de energía y reducir el cansancio y la fatiga hasta sus potentes efectos antioxidantes, pasando por su contribución a la función cognitiva, a la formación de glóbulos rojos o al refuerzo del sistema inmune, por ejemplo. (2)

Pero lo que no se sabía hasta ahora es que una vitamina, en concreto la B5, también tiene la capacidad de regular los niveles de colesterol y triglicéridos.
Y ese desconocimiento es lógico.

A pesar de que la primera hipótesis médica sobre sus beneficios para la salud en general -y para la salud cardiovascular en particular- se planteó en los años 80, no ha sido hasta hoy, en pleno siglo XXI, cuando se ha podido confirmar la capacidad de esta vitamina para escribir una nueva y prometedora página en la historia del control del colesterol. (3) (4)

La pantetina, enormes beneficios demostrados científicamente

Los beneficios demostrados de la vitamina B5 son muy numerosos, por ejemplo para controlar el estrés o mejorar la función cognitiva. Esta vitamina hidrosoluble pertenece al grupo del complejo B y se puede obtener de algunos alimentos como las vísceras; la carne de cerdo, ternera, pollo y cordero; el salvado; la levadura de cerveza o las semillas de girasol.

Pero donde se han centrado las investigaciones recientes es en concreto en uno de los metabolitos naturales obtenidos de la vitamina B5, una molécula tan sorprendente como poco conocida: la pantetina.

Y los estudios no han podido ser más rotundos en sus conclusiones: la pantetina es excepcionalmente interesante para combatir los excesos de lípidos y de colesterol en la sangre. (5)(6)

Estos resultados son especialmente alentadores, teniendo en cuenta que un exceso de colesterol y de triglicéridos puede afectar a los vasos sanguíneos arteriales y ser causa de algunos trastornos cardiovasculares tales como la arterioesclerosis, el infarto de miocardio o incluso el ictus o accidente cerebrovascular (ACV).

Como le prometí al principio, si usted tiene algún problema con el colesterol, está claro que esta vitamina le interesa.

Buena contra el colesterol malo y buena para el colesterol bueno

Lo que convierte a la pantetina en un producto verdaderamente sorprendente es su capacidad de actuar positivamente en las dos vertientes del colesterol:

  • Por un lado, es una solución natural y eficaz contra el exceso de triglicéridos y del llamado colesterol “malo” (LDL -del inglés “low density lipoproteins”; es decir, lipoproteínas de baja densidad-). Es importante recordar que este valor no debe superar en ningún caso los 120 mg/dl.
  • Por el otro, su acción beneficiosa se potencia si se tiene en cuenta que la pantetina también permite aumentar los niveles del colesterol “bueno” (HDL -del inglés “high density lipoproteins”; es decir, lipoproteínas de alta densidad-), el que precisamente protege de la enfermedad cardiovascular. Este valor debe de estar siempre por encima de 45 mg/dl en el hombre y por encima de 50 mg/dl en la mujer. (7)

Al final de sus estudios, los investigadores concluyeron efectivamente que esta forma específica de vitamina B5 podría contribuir a aumentar la actividad de la HMG Coenzima A reductasa (HMG-CoA reductasa). Se trata de un cofactor que interviene en más de 70 vías enzimáticas como en el catabolismo de aminoácidos, la oxidación de ácidos grasos, la síntesis de acetilcolina o la degradación de piruvatos, mejorando el perfil lipídico y manteniendo los niveles normales de colesterol y de triglicéridos en sangre. (8)

Pero la pantetina se guardaba todavía una última baza para decantar definitivamente la balanza a su favor frente al resto de productos contra el colesterol, y es que supone una alternativa totalmente segura y natural a las peligrosas estatinas.

Aunque estos fármacos hipolipemiantes son los más utilizados contra la hipercolesterolemia, su uso es controvertido debido a sus contraindicaciones y numerosos efectos secundarios, entre los que se encuentran dolores musculares y gastrointestinales, fatiga, elevación de enzimas hepáticas, neuropatía periférica, insomnio y alteraciones cognitivas.

Si tiene el colesterol elevado, en la pantentina encontrará un remedio tan eficaz como seguro.

Una nueva versión vitaminada del omega 3

Entre sus muchas funciones, la vitamina B5 también ha suscitado el interés de la comunidad científica para combatir el exceso de lípidos en la sangre.

La hiperlipidemia, al igual que la hipercolesterolemia, está directamente relacionada con las enfermedades cardiovasculares, y la sufren muchas personas, un gran número de ellas sin saberlo.

Son otros nutrientes, como por ejemplo los ácidos grasos omega 3 y 6 o las fibras, los que más se han estudiado en relación a la importante misión de mantener el colesterol y los triglicéridos a raya.

Pero gracias a las recientes investigaciones puedo darle otra excelente noticia para su salud cardiovascular: ya puede sumar la pantetina a esta batalla frente al exceso de grasa en las arterias.

Mantener a raya el colesterol nunca fue tan fácil

Así pues, podemos decir que la hipercolesterolemia y la hiperlipidemia han encontrado en la vitamina B5 la horma de su zapato.

El “problema”, siempre entre comillas, de las vitaminas es que en su mayoría no pueden ser elaboradas por el organismo, por lo que deben obtenerse a través de la ingesta de alimentos naturales. En el caso de la vitamina B5, en los alimentos citados más arriba: vísceras, carne de cerdo, ternera, pollo o cordero, levadura de cerveza, etc.

Pero está claro que hay que consumir esos alimentos en unas cantidades determinadas y con relativa frecuencia para asegurarse el aporte correcto, y eso no siempre resulta cómodo o incluso lo más apetecible. Por eso, una solución muy práctica y sencilla para asegurarse una cantidad óptima con apenas un gesto que le robe unos segundos de su día a día es tomarla en forma de complemento alimenticio.

Si esta es su decisión, me gustaría hablarle del que he seleccionado hoy para usted: se trata de una fórmula inédita a partir de pantetina, resultado de más de 35 años de investigación y que ha mostrado excelentes resultados en la prevención de enfermedades cardiovasculares. (9)

Además, este complemento permite sacar provecho de la actividad natural y científicamente reconocida de la pantetina que, a diferencia de las estatinas, no muestra efectos secundarios relevantes y ha demostrado ser muy bien tolerada en el uso terapéutico como coadyuvante en el tratamiento de la hipercolesterolemia. (10)

El consumo regular de 3 cápsulas al día (600 mg de pantetina en total) le permitirá controlar eficazmente:

  • Los niveles de colesterol en sangre.
  • Los niveles de triglicéridos en sangre.

Este complemento está recomendado para aquellas personas que presentan hipercolesterolemia y/o hiperlipemia, siempre que sean adultos (no está indicado para niños), y no es aconsejable ni en el embarazo ni en la lactancia.

Ahora bien, como siempre le digo, los complementos no sustituyen a los buenos hábitos, por lo que le recomiendo que combine la toma de este complemento con una dieta saludable, rica en frutas y verduras frescas y con ejercicio físico regular.

En caso de estar tomando medicación contra el colesterol, informe a su médico, ya que gracias a los increíbles efectos de este complemento natural verá reducidos sus niveles de colesterol en sangre y es posible que deba ajustarle la dosis de su mediación.

Si lo desea, puede empezar hoy mismo su batalla eficaz y natural contra el colesterol.

Pida ya su pantetina ahora en este enlace.