¿Qué ha regalado estas navidades a las personas más importantes de su vida? La fundación Generación 2015 hizo esta pregunta a varios jóvenes y sus respuestas, recogidas en un vídeo, seguramente se parecen bastante a la suya propia: libros, discos, teléfonos de última generación, drones, dulces… En definitiva, cosas materiales que basta con ir a comprar.

“¿Y si te tocara la lotería?” siguieron preguntando a esos mismos jóvenes. Las respuestas siguen siendo cosas materiales, pero ahora su precio incluye varios ceros: cochazos de lujo, chalets, casas en la playa, viajes alrededor del mundo…

Una última pregunta: “¿Y si fueran sus últimas navidades?” Los gestos de esos mismos jóvenes cambian de pronto. Aparecen las lágrimas contenidas. El tono es otro, como también lo es la lista de regalos a ese abuelo que está ingresado en una residencia, a la madre que está por encima de todo, al hermano al que apenas se ve…: pedir perdón, ser más sinceros, ir al pueblo, estar todos juntos, pasar todos los días con él, disfrutar de las pequeñas cosas, tiempo, mi tiempo, tiempo juntos…

Le invito a ver el vídeo, un experimento social que realmente vale la pena. Y a compartirlo. Porque las mejores cosas de la vida… no son cosas.

 

P.D.: Generación 2015 es un movimiento que pretende difundir los valores fundamentales universales del ser humano y generar acciones de cambio en la sociedad. El vídeo es un experimento social realizado el pasado mes de noviembre en Madrid con 27 jóvenes.